El Salvador protesta ante Honduras

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes presentó el miércoles su más enérgica protesta ante el gobierno de Honduras, por la construcción de un helipuerto en la isla Conejo y pidió la desocupación inmediata de este territorio, que considera salvadoreño.

"Mi gobierno le presenta su más enérgica protesta al gobierno de la República de Honduras por la realización de tales hechos, así como por las declaraciones vertidas en dichas ocasiones", expresa Funes en una comunicación informada a la prensa y que envió a su homólogo hondureño Juan Orlando Hernández.

Funes reclamó por la reciente visita del mandatario hondureño "a la isla salvadoreña de Conejo", en el Golfo de Fonseca, en la que Hernández habría dicho que es territorio hondureño.

En su carta, Funes le dice a su colega hondureño que, "actuaciones como las presentes, afectan gravemente las fraternales relaciones que se han mantenido entre ambos Estados".

Funes pide a Honduras que se abstenga de realizar estos actos y al mismo tiempo le solicita la desocupación inmediata de la isla Conejo.

Los problemas entre Honduras y El Salvador se agudizaron después que soldados hondureños izaron la bandera nacional en el islote para conmemorar el 192do aniversario de la emancipación de Honduras de España, ocurrida en septiembre de 1821, y Funes reiteró que ese territorio es propiedad de El Salvador.

En septiembre de 1992 ese tribunal dirimió un litigio territorial e insular de 447 kilómetros cuadrados en disputa entre El Salvador y Honduras. El conflicto causó una breve guerra de 100 horas entre las dos naciones en julio de 1969.

La Corte asignó 60% de los territorios a Honduras y 40% a El Salvador.

La Corte también estableció la soberanía de Honduras sobre la isla El Tigre y de El Salvador sobre las islas Meanguera y Meanguerita, en el Golfo de Fonseca. La sentencia inapelable de la Corte no se pronunció sobre la isla Conejo.