Arrestan al alcalde de Charlotte, NC

A menos de seis meses en el cargo, el alcalde de Charlotte fue arrestado y acusado el miércoles de aceptar más de 48.000 dólares en incentivos por parte de agentes del FBI que se hicieron pasar por promotores urbanos interesados en hacer negocios en la tercera ciudad de North Carolina.

El alcalde demócrata Patrick Cannon, de 47 años, enfrenta cargos de robo y soborno, dijo la procuradora general Anne Tompkins. Cannon fue acusado de solicitar y aceptar más de 48.000 dólares en efectivo, pasajes aéreos, una habitación de hotel y el uso de un departamento de lujo.

De ser condenado por todos los cargos podría ser sentenciado a 20 años de prisión y una multa superior al millón de dólares.

Cannon, conductor de radio y propietario de una compañía de administración de playas de estacionamiento, fue elegido alcalde en noviembre en reemplazo de Anthony Foxx, a quien el presidente Barack Obama designó secretario de transporte.

Los mensajes telefónicos que se le dejaron a Cannon no fueron respondidos inmediatamente el miércoles por la tarde.

Agentes del FBI que se hicieron pasar por promotores inmobiliarios efectuaron cinco pagos a Cannon en otras tantas ocasiones entre enero del 2013 y febrero del 2014, según la denuncia. Cannon aceptó dinero en efectivo a cambio del acceso a los funcionarios municipales responsables de planificación, trazado de zonas y permisos municipales.

En la última ocasión, Cannon fue acusado de aceptar 20.000 dólares en efectivo en su despacho, agrega la denuncia.

La investigación comenzó en agosto del 2010, cuando Cannon todavía ocupaba un cargo en el concejo municipal de Charlotte.

Cannon había sido elegido para el concejo municipal en 1993. Desde hace tiempo es conductor radial que discute temas de política local y nacional. En noviembre, derrotó al desafiante republicano Edwin Peacock.

Cannon también fue acusado de aceptar 12.500 dólares a un agente encubierto para ayudarle a desarrollar un producto de higiene femenina llamado "Hers" para comercializar y vender en Estados Unidos. A cambio, Cannon se ofreció a ayudar al agente, que se hacía pasar por gerente de una empresa de inversiones, a recibir los permisos necesarios para abrir un club nocturno.