México: Vetan un partido al estadio Jalisco

El estadio del Atlas fue inhabilitado por un partido y el club sancionado con una multa el lunes, en las primeras medidas que se anuncian tras los violentos choques protagonizados por hinchas el fin de semana, en el clásico local contra Chivas.

Las sanciones fueron anunciadas en la noche por la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Fútbol.

Sobre el final del partido entre Atlas y Chivas, dos equipos de la ciudad de Guadalajara, integrantes de la barra del equipo visitante se enfrentaron a policías que custodiaban el encuentro, correspondiente a la duodécima fecha del torneo Clausura mexicano, el sábado por la noche.

Ocho agentes de seguridad y al menos 30 aficionados resultaron heridos por los hechos y el municipio de Guadalajara, ciudad localizada en el occidente mexicano, clausuró el estadio desde el domingo.

Atlas, uno de cuatro candidatos a perder la categoría, no podrá disputar en su casa el encuentro ante Puebla, otro de los equipos involucrados en la lucha por evitar el descenso, en la 14ta fecha.

Además, los Rojinegros fueron multados por la Comisión Disciplinaria con 5.000 salarios mínimos, que equivalen a poco más de 330.000 pesos (unos 25.000 dólares).

De acuerdo con los reportes de las autoridades, un grupo de 15 agentes intentó incautar y apagar las bengalas que varios hinchas de Chivas habían encendido y lanzado desde la parte alta de la cabecera sur del estadio, a los 85 minutos del partido, que estaba empatado 1-1 y terminó con ese mismo marcador. Los integrantes de la barra se resistieron y estalló el enfrentamiento.

Los aficionados que tomaron parte en la pelea con los policías pertenecían a grupos de animación de Chivas, que también fueron sancionados el lunes. La Disciplinaria le pidió al "Rebaño sagrado" que no les venda más boletos para los partidos de local y le prohibió al resto de equipos de primera división proporcionarles entradas para los encuentros de visitante.

La Comisión informó que esas dos medidas son por tiempo indefinido.

Las imágenes de la televisión mostraron a por lo menos dos policías que yacían inertes, mientras algunos hinchas brincaban encima de ellos o les propinaban patadas. También pudo verse que los hinchas, que superaban en número a los agentes, les quitaron los escudos y toletes, que fueron arrojados hacia los pisos inferiores de la tribuna.

La Comisión Disciplinaria también le pidió a Chivas su ayuda para identificar a los aficionados que participaron en la trifulca "de conformidad con el padrón de integrantes credencializados con que cuenta el club Guadalajara, a efecto de que se proceda conforme a derecho corresponda en contra de los infractores".

Chivas, uno de los dos equipos más populares del país, informó el domingo que debido a los problemas que causaron, todos los integrantes de sus grupos de animación fueron expulsados.

El presidente de la Liga, Decio De María, reconoció el lunes que los protocolos de seguridad han sido rebasados.

"Nos hemos quedado cortos", admitió De María en una rueda de prensa. "Hemos trabajado con los clubes para controlar a los grupos de animación, pero esto no ha sido suficiente porque aunque estas cosas nos empañan, el fútbol sigue siendo algo familiar y esto aleja a las familias".

En México, casi todos los equipos de primera división cuentan con grupos de seguidores a los cuales, en muchos casos, les permiten la entrada gratis a sus encuentros de local y les apoyan de diversas formas para que acudan a los encuentros de visita.

De María no quiso elaborar sobre si los grupos de animación que reciben dinero o boletos deben desaparecer en México.

"Lo evidente es que a quienes nos gusta el fútbol no queremos esto", admitió el dirigente. "Son situaciones que no pueden continuar, hay que hacer algo y alejar a quienes no compartan lo que desea la mayoría, que es pasarla bien".

El Guadalajara enfrenta el próximo fin de semana a América, en el clásico nacional, otro de los partidos considerados de alto riesgo por la rivalidad deportiva entre los dos equipos más populares en México.