Ucrania busca que ONU rechace anexión de Crimea

Ucrania espera que la Asamblea General de las Naciones Unidas apruebe esta semana una resolución que reafirme la unidad e integridad territorial del país y enfatice que el referendo que condujo a que Rusia se anexara a Crimea "no tiene validez".

El proyecto de resolución, que se puso a circular el lunes entre los 193 miembros de la asamblea y fue obtenido por The Associated Press, nunca menciona a Rusia, pero hace un llamamiento a todos los países a no reconocer "ninguna alteración del estatus" de Crimea.

También insta a todas las partes a buscar una solución pacífica de la situación en Ucrania, "abstenerse de acciones unilaterales y retórica incendiaria que puedan aumentar las tensiones, y participar plenamente en los esfuerzos internacionales de mediación".

Las resoluciones de la Asamblea General no son jurídicamente vinculantes, pero reflejan la opinión mundial, y Ucrania buscará una sólida votación por el "sí " para demostrar el aislamiento internacional de Rusia.

El órgano más poderoso de la ONU, el Consejo de Seguridad, ha bloqueado la adopción de medidas debido a que Rusia tiene poder de veto como uno de sus cinco miembros permanentes. Aun así, el consejo de 15 miembros ha celebrado ocho reuniones sobre Ucrania, ya que las potencias occidentales se esfuerzan por mantener la presión sobre Moscú.

El 15 de marzo, Rusia vetó una resolución del consejo que declaraba ilegal el referendo sobre Crimea. Los partidarios de la resolución respaldada por Estados Unidos preveían el veto, pero siguieron adelante con la votación para mostrar la fuerza de la oposición a la anexión rusa de Crimea. Trece miembros del consejo votaron a favor de la resolución. China, aliado habitual de Rusia en el Consejo de Seguridad, se abstuvo en lugar de unirse a Moscú en su voto negativo.

A diferencia del consejo, en la Asamblea General nadie ejerce poder de veto.

Crimea ha estado en el centro de la mayor crisis geopolítica de Europa desde el final de la Guerra Fría. Las tropas rusas ocuparon la península ucraniana, donde se encuentra la flota rusa del Mar Negro, y Moscú se anexó oficialmente a Crimea tras un referendo la semana pasada.

La agitación en Crimea es el desenlace de meses de protestas contra el gobierno y estallidos de violencia que llevaron al derrocamiento del presidente pro ruso de Ucrania, Viktor Yanukovich, quien huyó el mes pasado.

Estados Unidos y la Unión Europea han dicho que la acción de Moscú es ilegal.

Se espera que el proyecto de resolución se someta a votación el jueves en una reunión de la Asamblea General, donde muchos Estados miembro tendrán su primera oportunidad de manifestarse sobre la crisis en Ucrania.