México detalla regulación de telecomunicaciones

El gobierno federal envió el lunes al Senado un paquete de reformas para detallar recientes modificaciones constitucionales para promover la competencia en el sector de las telecomunicaciones y la radiodifusión que actualmente dominan unos cuantos empresarios, entre ellos el magnate Carlos Slim.

Las iniciativas de reformas plantean, entre otras cosas, la eliminación de las tarifas de larga distancia, la regulación de la publicidad en las transmisiones de radio y televisión, y detalla las multas y sanciones que el órgano normativo puede imponer a las empresas que incumplan la ley.

A mediados de 2013 el presidente Enrique Peña Nieto promulgó una reforma constitucional que estableció el marco general para modificar las reglas en el sector de las telecomunicaciones y reducir el poder de los grupos que controlan tanto la telefonía como la televisión. Entonces se determinó crear un nuevo órgano regulador.

Las propuestas enviadas el lunes a la cámara alta precisan y definen el alcance de los cambios constitucionales y de las facultades de la autoridad regulatoria, que ya ha comenzado a actuar: hace un par de semanas declaró a las empresas del magnate de las telecomunicaciones Carlos Slim y a la cadena Televisa como "preponderantes" o dominantes, con lo cual les impuso ajustes y restricciones en un intento de promover la competencia.

En México el mercado de televisión abierta está dominado por el grupo Televisa, que controla 70% del mercado, mientras que en telefonía la empresa de Slim, América Móvil, controla 70% del celular y 80% de la fija.

Además del Senado, las iniciativas deben ser aprobadas también por la Cámara de Diputados y luego ser promulgadas por el Ejecutivo para que entren en vigor. No hay un plazo para que eso ocurra, aunque el gobierno confía que el Congreso avale las modificaciones en el primer semestre del año.

Las propuestas señalan que en un plazo no mayor de tres años debe retirarse la aplicación de tarifas de larga distancia en telefonía.

También se busca por primera vez normar el porcentaje de publicidad que puede transmitirse en radio y/o televisión, tanto en señales abiertas como de cable.

Por ejemplo, para la televisión abierta el tiempo de publicidad comercial no debe exceder 18% del tiempo total de transmisión por cada canal de programación y en radio no mayor a 40%. Los porcentajes podrán aumentar si parte de su programación es de producción nacional.

En 2011 la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) señaló que los monopolios en el sector de telecomunicaciones en México afectaban el potencial de crecimiento y contribuían a la desigualdad social.

El propio poder ejecutivo expresó en el documento enviado al Senado con las iniciativas que la OCDE ha señalado que "la disfuncionalidad del sector mexicano de las telecomunicaciones" se tradujo en pérdidas estimadas de 129.200 millones de dólares, equivalente al 1,8 del PIB de México, entre 2005 y 2009.