Avanza cambio calderas dañadas por Sandy en NY

Más de 100 inmuebles de vivienda pública en la ciudad de Nueva York que continúan enfrentando problemas de calefacción tras ser dañados por la supertormenta Sandy tendrán nuevos sistemas antes de lo programado, anunciaron autoridades el domingo.

La Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) destinará 100 millones de dólares para remplazar las 60 calderas que dan calefacción a 110 inmuebles. También reembolsará a la ciudad los 56 millones que ha gastado en calderas temporales desde que Sandy azotó la costa este.

"Hemos sorteado el papeleo y acelerado el fin de esta situación", dijo el domingo el senador federal Charles Schumer, quien añadió que las labores comenzarán este año y no en el 2016, como estaba previsto originalmente.

"Las disputas burocráticas y el papeleo han negado a los habitantes las más básicas de las necesidades: calefacción confiable y agua caliente. Para muchas personas en nuestro sistema de vivienda pública las penurias siguen siendo reales", agregó.

Las calderas prestan servicio a edificios de viviendas en el barrio de Lower East Side, en Manhattan; Coney Island, Brooklyn, y en la sección Rockaway de Queens.

Schumer y el alcalde Bill de Blasio efectuaron una conferencia de prensa para anunciar el proyecto en los edificios Stanley M. Isaacs, tres inmuebles residenciales del barrio de Yorkville, en Manhattan, que se inundaron durante la tormenta de octubre de 2012.

Las nuevas calderas serán a gas natural y no a combustóleo, y se construirán para resistir el daño por inundaciones.

"Se ahorrará mucho dinero de los contribuyentes porque presentaremos soluciones serias, no simples parches", dijo el alcalde.