Evocan a Venezuela y Spinetta en Cumbre Tajín

La crisis política que enfrenta Venezuela y el legado musical del rockero argentino Luis Alberto Spinetta fueron evocados en el tercer día del Festival Cumbre Tajín, cuando las agrupaciones Los Amigos Invisibles e Illya Kuryaki subieron al escenario para encabezar una noche de sábado dedicada al rock latino.

Julio Briceño, vocalista del grupo venezolano Los Amigos Invisibles, dedicó a su país natal su actuación en el famoso festival multicultural que se realiza anualmente en Veracruz, al sureste de México, y expresó su deseo porque la estabilidad y la paz lleguen pronto a esa nación sudamericana.

Previo a su actuación, los integrantes del grupo caraqueño expresaron su sentir sobre la violencia que sacude a ese país, donde la capital venezolana y otras ciudades del interior han sido escenario desde hace varias semanas de violentas protestas callejeras contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

"Es difícil (la situación en Venezuela) porque ciertamente pareciera que hay mucha gente, que hay un gran número de venezolanos divididos. Es un país que se ha vuelto muy radical, la posición es: eres de un lado o de otro, no hay un punto intermedio. No sabemos qué va a pasar. Cada día hay una nueva marcha, cada día hay más muertos, cada día hay más presos políticos, cada día hay más desaparecidos", dijo el percusionista Mauricio Arcas "Maurimix" el sábado, durante un breve encuentro con la prensa previo a su actuación en el festival.

El bajista José Rafael "El Catire" dijo que durante varios años, él y sus compañeros de grupo declinaron hacer comentarios sobre la política en su país, pero ante la crisis política, económica y social que se vive en Venezuela, por primera vez han decidido plasmar su opinión en redes sociales, tal como lo han hecho sus colegas venezolanos y otros músicos latinoamericanos preocupados por el futuro de esa nación.

"Como músicos, hacemos nuestro trabajo y hemos tratado de dejar el nombre de Venezuela en alto, aunque con cuidado, porque en verdad está muy delicado", agregó Arcas.

Más tarde, el dúo argentino Illya Kuryaki llegaba al escenario del Nicho de la Música, asentado en el Parque Temático Takilhsukut, para recordar el legado de Luis Alberto Spinetta, el icónico rockero argentino fallecido en febrero de 2012, y a quien dedicó el tema "Águila amarilla", que se desprende de su álbum de 2012 "Chances".

"Esta canción la escribimos a mi padre, que fue un gran guerrero. Ahora que estamos acá en medio de las pirámides, en un lugar tan místico y espiritual como este (Tajín), vamos a celebrar esta hermosa cultura (la cultura totonaca)", expresó el cantante Dante Spinetta ante las más de 30,000 personas reunidas en el mencionado recinto, de acuerdo con cifras de los organizadores.

Illya Kuryaki hizo de su actuación uno de los momentos más emotivos de la velada musical, en la que también participaron las banda mexicanas Fobia y Funker, y la argentina Babasónicos, tras presentar un festivo repertorio, en el que destacaron temas como "Ula Ula", "Funky Futurista", "Jaguar House", "Jennifer del Estereo", "Expedición al Klama-Hama", "Jugo" y "Coolo".

Babasónicos fue el encargado de cerrar el festín sonoro, ocasión que el grupo aprovechó para interpretar algunas de sus canciones más representativas en sus más de dos décadas de carrera musical, así como algunos temas extraídos de su nuevo álbum "Romantisísmico".

El domingo es el cuarto día de actividades de la 15 edición del Festival Cumbre Tajín y estará protagonizado por la música electrónica, con un cartel encabezado por el DJ holandés Afrojack, la británico-estadounidense Samantha Ronson, el dúo estadounidense The Crystal Method y el dúo australiano Nervo.