Michelle Obama habla en China sobre la educación

La primera dama Michelle Obama declaró el domingo a profesores, estudiantes y padres chinos que debe lo que es a que sus padres la impulsaron a tener una buena preparación.

Obama declaró lo anterior antes de un encuentro sobre educación, del que fue anfitriona, en su tercer día de su visita al país, la cual está enfocada en promover los intercambios educativos entre Estados Unidos y China.

"Para mí, la educación es algo en lo que es importante enfocarse. Es algo personal, porque yo no estaría donde estoy hoy si mis padres no hubieran invertido y no me hubieran impulsado para tener una buena educación", afirmó la primera dama.

"Mis padres no tenían una educación, pero una de las cosas que comprendían era que mi hermano y yo necesitábamos esa base", afirmó, e indicó que ella y su esposo desean que la mayor cantidad posible de jóvenes en Estados Unidos y el mundo tengan acceso a la educación.

Posteriormente fue anfitriona de una mesa redonda con un grupo reducido de profesores, estudiantes y padres de familia chinos en la embajada estadounidense en Beijing. Asistió a este acto Max Baucus, el nuevo embajador de Washington en China, y no se permitió el acceso a periodistas.

La señora Obama planeaba visitar la Gran Muralla más tarde el domingo y almorzar en un restaurante ubicado en una ex escuela cerca de una sección de la muralla.

El sábado pronunció un discurso en la prestigiosa Universidad de Pekín en el que promovió el libre flujo de información y la libertad de expresión, el único momento durante su viaje en el que ha sacado a relucir un tema delicado.

China suele censurar información considerada ofensiva por el gobierno y acalla las voces disidentes.

Esas afirmaciones de la primera dama estuvieron ausentes de los medios de comunicación estatales chinos, pero sí circularon en las redes sociales, donde fueron elogiadas ampliamente.