Muere sobreviviente de la marcha de Bataán

John E. Love, un sobreviviente de la Marcha de la Muerte de Bataán que encabezó una campaña para cambiar la leyenda de una foto histórica de la guerra tomada por The Associated Press, murió a los 91 años.

Love falleció el lunes después de una larga batalla contra el cáncer, informó el sábado Gerry Lightwine, pastor en La Vida Llena, un asilo de Albuquerque donde vivía.

Con 19 años y miembro de la Guardia de Nuevo México, Love fue uno de 75.000 soldados filipinos y estadounidenses que fueron tomados prisioneros por los japoneses en la Segunda Guerra Mundial cuando las fuerzas de Estados Unidos se rindieron en la provincia de Bataán y la isla de Corregidor en abril de 1942.

Decenas de miles de soldados fueron obligados a marchar a campamentos de prisioneros de los japoneses en lo que luego se le conoció como la Marcha de la Muerte de Bataán. A muchos les negaron alimentos, agua y atención médica, y los que se desplomaban durante el agotador trayecto por las selvas filipinas eran asesinados a tiros o bayonetazos.

"Yo fui uno de los primeros 300 o 400 de la marcha que entramos al campamento O'Donnell, y ellos (los prisioneros) empezaron a morir ese mismo día", dijo Love al Albuquerque Journal en una entrevista en 2009. Calculó haber transportado más de 1.000 cadáveres al cementerio.

Durante el resto de la guerra, Love se vio obligado a trabajar en una mina de cobre japonesa hasta su liberación en 1945.

Después de la guerra se matriculó en la Universidad de Nuevo México y se graduó en 1950. Trabajó durante 35 años en Conoco Inc. y vivió en El Paso, Fort Worth, Houston y Arlington, Texas, con su esposa Laura Bernice Ellis que murió en 2000.

En 2009, Love se sumó a una campaña junto con otros sobrevivientes de la marcha para cambiar la leyenda de una de las fotos más famosas de la AP sobre el episodio. La foto, que se suponía de la marcha de Bataán, resultó ser una cuadrilla fúnebre de prisioneros de guerra de los aliados.

Después de una investigación de seis meses, la AP corrigió la leyenda en 2010, sesenta y cinco años después que la imagen fue publicada por primera vez. Los archivistas de la AP confirmaron la versión de Love sobre una cuadrilla fúnebre en un campamento de prisioneros en las semanas que sucedieron a la marcha.