Texas: Republicano busca votos hispanos

En un restaurante mexicano a pocos metros de la frontera, la multitud es bilingüe, lo mismo que el candidato que han venido a escuchar.

"''We will go out there and fight the good fight por todas partes" (Saldremos a dar una buena pelea por todas partes), promete George P. Bush, mitad en inglés y mitad en español.

Los republicanos de Texas aseguran que están cortejando la creciente población hispana del estado como nunca antes, pero tienen un solo candidato de ascendencia hispana y es un Bush, más famoso por llevar el apellido de su tío y abuelo expresidentes que por ser hijo de una mujer nacida en México.

Bush, el fotogénico candidato a comisionado de tierras, se destaca en una lista estatal republicana integrada exclusivamente por hombres blancos.

Adicionalmente, muchos de ellos se han corrido con todas sus fuerzas hacia la derecha en las primarias, con declaraciones sobre militarizar la frontera México-Texas, derogar una ley que ofrece matrícula universitaria reducida a hijos de inmigrantes y hasta deploran la "invasión ilegal" de los inmigrantes.

Son sentimientos que pueden provocar la hostilidad de los hispanos en medio de un cambio demográfico que podría transformar la política en este estado derechista acérrimo, tal como ha sucedido en Colorado, Nevada y otros lugares. Los hispanos constituyen el 40% de la población hispana y se prevé que serán mayoría alrededor de 2030.

Bush dice que tener candidatos hispanos es menos importante que llevar un mensaje a las comunidades hispanas que promueva valores fiscales y sociales conservadores en familias de profunda fe católica.

"Tenemos que aparecer tácticamente por el barrio", dijo a The Associated Press. "No lo hemos hecho tanto como deberíamos".

Por eso acudió al Julio's Cafe Corona en El Paso, una ciudad fronteriza con Ciudad Juárez, México, que vota tradicionalmente por los demócratas. Bush ha efectuado una decena de escalas en la frontera de casi 2.100 kilómetros (1.300 millas) con México, a pesar de que es de lejos el favorito para ganar su primer cargo electivo en noviembre.

Bush promete utilizar el cargo, que supervisa las tierras públicas y los derechos minerales del estado, para mejorar el comercio con México y a la vez exhortar a los hispanos a votar en mayor número.

Su abuelo, George H.W. Bush, fue presidente. Su tío, George W. Bush, fue gobernador de Texas antes de partir a la Casa Blanca. Su padre, Jeb, fue gobernador de Florida. Con semejante linaje es fácil pasar por alto las raíces mexicanas de la madre de George P.

"¿Por qué es hispano?", preguntó la republicana Margarita Lozano, quien estaba entre los adinerados asistentes al acto en Julio's. Tras escuchar la explicación, Lozano coincidió en que el partido debe esforzarse más con las minorías étnicas.

"Conociendo la cultura mexicana, puedo decir que por su forma de pensar se sentirán más dispuestos a unirse a nosotros si hay más candidatos republicanos", dijo Lozano.

___

Weissert reportó desde Austin, Texas. El periodista de The Associated Press Paul J. Weber en Austin colaboró para este despacho.