Camacho marca dos y el Málaga doblega 2-0 al Celta

Ignacio Camacho marcó dos goles y el Málaga doblegó el viernes de visitante 2-0 al Celta de Vigo, victoria que consiguió el doble propósito alejar al conjunto andaluz de la zona del descenso y vengar de paso la goleada encajada en la primera vuelta de la liga española a manos del conjunto celtiña.

Vencedor por 5-0 en su primer cruce por la décima fecha, el Celta se vio incapaz de repetir en la 29na la gesta ante un Málaga mucho más atinado y golpeador, que se sobrepuso a las bajas de sus laterales Vitorino Antunes y Jesús Gámez, así como del argentino Fernando Tissone, lesionado de gravedad, gracias a la efectividad goleadora de Camacho, quien decantó al balanza a los 24 minutos y amplió a los 32.

"Son tres puntos muy importantes. Ahora tenemos un bloque de partidos para definir dónde vamos a estar: si sufriendo hasta el final o sellando pronto la permanencia", declaró Camacho.

Los tres puntos conseguidos colocaron al equipo que dirige Bernd Schuster provisionalmente en el duodécimo lugar con 32 unidades y seis de ventaja sobre la zona del descenso, mientras que el Celta marcha un puesto por delante con 33.

La fecha presenta el domingo el clásico entre Real Madrid y Barcelona en cancha de los primeros, que lideran el campeonato con 70 puntos, cuatro de ventaja sobre los azulgranas. El Atlético de Madrid, segundo con 67 unidades, podría colocarse líder, igualado con los blancos, en caso de victoria del Barsa y triunfo propio en cancha del colista Betis.

En un partido repleto de alternativas en la primera mitad, Michael Krohn-Dehli inició las hostilidades con un disparo al travesaño por el Celta y Samuel Sánchez respondió con otro zapatazo a la madera por el Málaga, que cobró ventaja cuando el paraguayo Roque Santa Cruz forzó un apurado despeje a quemarropa de Yoel Rodríguez y Camacho no perdonó con el arco desprotegido.

El segundo tanto visitante tuvo bastante más de despiste celtiña, pues Camacho se anticipó a la defensa en un tiro libre lanzado por Duda y cabeceó en plancha a la red.

El Celta buscó el empate, pero el chileno Fabián Orellana no llegó a un cruce de Jonny Castro antes del descanso y, pese a la expulsión del malaguista Duda a los 65 minutos, el equipo dirigido por Luis Enrique se reveló impotente para tan siquiera generar situaciones de gol que alteraran el panorama.

"Nos están costando los equipos de abajo y un rival directo se nos acerca. Lo intentamos hasta el final pero no pudo ser", lamentó Castro.