Muere el patriarca de la Iglesia Ortodoxa Siria

El patriarca de la Iglesia Ortodoxa Siriana, Ignatius Zakka, líder de una de las organizaciones cristianas más antiguas del mundo, falleció el viernes. Tenía 80 años.

La agencia de noticias siria SANA indicó que el patriarca fue internado en un hospital en Alemania para un tratamiento el 20 de febrero. Falleció el viernes después de una larga enfermedad, indicó el servicio noticioso.

El cargo oficial de Iwas era Patriarca de Antioquía y todo Oriente. Su iglesia, conocida como Iglesia Ortodoxa Siriana, fue fundada en el año 452 después de un cisma la mayoría de los cristianos del mundo. Tiene más de 4 millones de fieles en Siria, Líbano e Irak, aunque también hay importantes comunidades en Alemania, Suecia y Estados Unidos, donde inmigrantes del Medio Oriente comenzaron a seguir esa fe a finales del siglo XIX.

Iwas nació en la ciudad iraquí de Mosul. Fue nombrado patriarca en 1980 en la Catedral Patriarcal de San Jorge en Damasco.

Antes fue obispo metropolitano en Mosul y era arzobispo de Bagdad y Basora cuando fue elegido patriarca. Desde entonces vivió y trabajó en Damasco, sede de la Iglesia Ortodoxa Siriana. En la década de 1960 estuvo dos años en la ciudad de Nueva York estudiando en el Seminario Teológico General de la Iglesia Episcopal.

Cuando realizaba servicios en la Catedral de San Jorge, en la sección amurallada de Damasco, Iwas hablaba en asirio, una versión moderna del arameo, el idioma que se cree que hablaba Jesucristo.

Autoridades eclesiásticas dijeron el viernes que sus restos fueron trasladados de Alemania al Líbano, desde donde serán llevados a Siria para ser sepultado.