Nicaragua da plazo a Brasil sobre hidroeléctrica

El gobierno de Nicaragua dio un plazo de cinco días a Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua, propiedad de la compañía estatal brasileña Electrobras y el conglomerado Queiroz Galvao, para llegar a un acuerdo sobre el costo de la tarifa de generación de energía de Tumarín, el proyecto de energía renovable más grande de este país, informaron fuentes oficiales.

El asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce Castaño, dijo el viernes a los periodistas, que una delegación de Electrobras y del gobierno brasileño, se encuentra en Nicaragua para reunirse con representantes del gobierno y para procurar un acuerdo sobre el costo del megavatio en un plazo no mayor a cinco días.

Arce indicó que si no se llega a un acuerdo con la empresa concesionaria, se buscarán nuevos inversionistas que se interesen en obtener la concesión del proyecto cuyo período de vigencia es de entre 12 y 26 años.

Esta inversión que alcanza los 1.110 millones de dólares y que generaría unos 250 megavatios, está paralizada desde 2010 por la falta de acuerdo sobre el tema de la tarifa que los brasileños ubican en 118 el megavatio, cuando el resto de proyectos de energía renovable instalados en el país promedia entre 95 y 105 dólares por megavatio.

Tumarín es el mayor proyecto hidroeléctrico de Nicaragua, pues generaría electricidad para satisfacer el 50 % de la demanda del país. Se trata de una represa que necesita construir Centrales Hidroeléctrica de Nicaragua que mediría 40,75 kilómetros cuadrados de extensión, y estará ubicado a 410 kilómetros al este de Managua.

El ministro de Energía y Minas de Nicaragua, Emilio Rappaccioli, ha explicado en diversas ocasiones la importancia de Tumarín para continuar con su proceso de cambio de matriz energética que como producto de energías renovables alcanzó el 51% en 2013.

Sin embargo, aclaró que no esperarán a que el proyecto arranque para avanzar con los otros parques de energía limpia, cuyas proyecciones indican que en 2018 el consumo de ese tipo de electricidad sea en un 74 % a partir de fuentes renovables y en 2020 alcance el 90 %.