EEUU: Fallo favorece a bancos en pelea con tiendas

Un tribunal federal de apelaciones asestó un revés a un grupo de cadenas minoristas de Estados Unidos que habían denunciado como excesivo el tope impuesto por la Reserva Federal a las comisiones que los bancos cobran por cada transacción con tarjeta de débito.

El fallo del tribunal de apelaciones del Distrito de Columbia anuló un fallo anterior de un tribunal inferior, que había favorecido a las cadenas minoristas en perjuicio de los bancos.

En el fallo anterior, emitido en julio, un juez federal había derogado el tope impuesto por el banco central estadounidense a las comisiones que se cobran por transacciones con tarjeta de débito, afirmando que el banco central no tenía la autoridad para imponer esos límites y que había impuesto un límite excesivo debido a que usó información inapropiada.

Las cadenas minoristas habían demandado a la Reserva Federal por haber impuesto el tope de 24 centavos por transacción. El fallo del tribunal de apelaciones, que conserva el derecho del banco central a imponer el tope es un duro golpe a esta rama de servicios ya afectada por el malestar colectivo sobre el robo de datos de Target Corp. y otros episodios en que los datos de los consumidores han quedado en riesgo.

El Congreso había pedido que se imponga un máximo a las comisiones como parte de la amplia reforma implementada en 2010 a las regulaciones bancarias. Anteriormente, las comisiones eran en promedio de 44 centavos por transacción. La Reserva Federal inicialmente había sugerido un tope de 12 centavos y cuando aceptó el doble de esa cifra, las cadenas de tiendas denunciaron que el banco había cedido a las presiones políticas.

Las cadenas minoristas habían argumentado que la Reserva Federal estaba contradiciendo la intención de la ley de 2010, al incluir los egresos de los bancos como parte del límite.

Un panel de tres jueces determinó que al formular tal argumento, las cadenas minoristas "en vez de conquistar la cima de la montaña, apenas han salido del campamento base". Los jueces declararon que es mejor confiar en "la interpretación razonable" que hizo la Reserva Federal a la ley, y rechazar la apelación de las cadenas comerciales.

La National Retail Federation (Federación Nacional de Tiendas Minoristas), una de las partes demandantes, dijo el viernes que está examinando el dictamen y que decidirá sobre si apelarlo o no.

La federación "está decepcionada y mantiene su opinión de que la Reserva Federal se equivocó cuando impuso el tope de transacciones muy por encima de lo que el Congreso deseaba", declaró Mallory Duncan, vicepresidente y principal asesor legal de la agrupación, en un comunicado. "El banco central ignoró la intención del Congreso, y trató de proteger a las grandes compañías de tarjetas de crédito y a los grandes bancos".

La Reserva Federal, que había apelado el fallo anterior, se expresó complacida el viernes con la decisión del tribunal de apelaciones.

La rama bancaria aplaudió el fallo. "Se impuso la razón", declaró Richard Hunt, presidente de la Consumer Bankers Association (Asociación de Bancos para el Consumidor), en un comunicado.