Wal-Mart facilita la comparación de precios

El gigante de los precios bajos intenta sacudir el mundo una vez más.

Wal-Mart dijo a The Associated Press que lanzó una herramienta en internet que permite a los compradores comparar sus precios en 80.000 alimentos y productos para el hogar --desde frijoles enlatados hasta detergente para para lavadoras-- con los de sus rivales. Si el cliente encuentra un precio más bajo en otra parte, la empresa le reembolsará la diferencia con un crédito en la tienda.

La compañía de ventas minoristas más grande del mundo comenzó a ofrecer la herramienta, llamada "Savings Catcher", en su portal de Internet a fines del mes pasado en siete mercados importantes, como Dallas, San Diego y Atlanta. El programa compara precios anunciados en tiendas minoristas con sucursales físicas, y no con rivales en línea como Amazon.com, que también ofrecen precios bajos en productos de primera necesidad.

La iniciativa de Wal-Mart, célebre por sus intentos de superar a los rivales, no sólo podría transformar la manera en que la gente compra en las tiendas, sino la forma en que sus competidores le asignan precios a su mercancía. Después de todo, muchos estadounidenses ya buscan el mejor precio cuando están en la cola para pagar, valiéndose de sus teléfonos celulares o tabletas.

Esta práctica es tan común que cadenas grandes como Target y Best Buy han ofrecido igualar el precio de cualquier competidor, pero sólo si el consumidor se encarga de hacer la búsqueda. La iniciativa de Wal-Mart es notable porque la tienda se ofrece a hacer la investigación a beneficio del cliente.

Sin embargo, la herramienta no es revolucionaria. Por ejemplo, hace dos años Citibank lanzó un programa que envía a clientes de tarjetas de crédito un cheque por la diferencia del monto si el banco logra encontrar el mismo producto en internet a un precio más bajo. Pero Wal-Mart es la primera cadena de tiendas importante que ofrece semejante programa, y si tiene éxito, otros podrían seguir el ejemplo.

Ken Perkins, presidente de la firma de investigación de tiendas minoristas Retail Metrics LLC, dijo que la medida "presionará a todos los demás para que hagan lo mismo". Pero él y otros observadores del sector expresaron su preocupación de que la herramienta no compara precios con las tiendas en línea.

Después de enviar solicitudes de comentarios a algunos de los competidores de Wal-Mart, el viernes por la tarde no estaba claro si planeaban imitar la medida.

Mientras tanto, Wal-Mart dijo que desea ver cómo responden los competidores y los clientes al nuevo programa, pero no tiene planes de incluir a las tiendas en Internet en las comparaciones.

Duncan Mac Naughton, gerente de ventas y mercadeo del área de descuentos de Wal-Mart Store Inc., dijo a la AP que los clientes están "buscando respuestas tecnológicas que los ayuden a ahorrar dinero y tiempo".

Wal-Mart, que se negó a dar detalles sobre cuándo estará disponible el programa a nivel nacional, espera que la herramienta inspire confianza a sus clientes de que la tienda tiene los mejores precios.

La compañía creció gracias a los bajísimos precios que ofrece para productos como leche, pan y detergente. Pero esa estrategia es amenazada por rivales como Amazon, que suelen ofrecer precios aún más reducidos. Además de ello, los clientes de Wal-Mart tienden a ser personas de bajos recursos y durante la crisis económica se mostrarán renuentes a gastar más.

Es por eso que la división de descuentos de Wal-Mart sufrió un descenso en sus ganancias del cuarto trimestre consecutivo para las tiendas que llevaban por lo menos un año abiertas. Además, ha disminuido la cantidad de clientes que acuden a sus sucursales.

Desde hace varios años Wal-Mart ha emprendido una estrategia de comparación de precios. En el 2011, simplificó su mecanismo al publicar carteles con el precio de los competidores, con lo cual los clientes ya no tenían que llevar el anuncio de la otra tienda.