EEUU: Colombiano protesta cargo por armas

Un colombiano detenido durante una redada a un negocio de venta de marihuana con fines medicinales en Colorado dice que la fiscalía se ensañó con él por su raza y su nacionalidad, según documentos judiciales en los que le solicita al juez que deseche la acusación formal.

Héctor Díaz, de 49 años, fue acusado de posesión de armas de fuego durante su estadía en Estados Unidos con una visa de negocios o de turismo. Fue arrestado en redadas realizadas el 21 de noviembre en más de una docena de lugares, muchos de ellos negocios de marihuana con fines medicinales en Denver y Boulder.

Después del arresto, la fiscalía divulgó una foto en que se le ve con una gorra del Departamento Estadounidense Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés) mientras sostiene dos fusiles semiautomáticos y dos armas cortas.

La ley federal prohíbe que los visitantes extranjeros a Estados Unidos porten armas de fuego sin un permiso para cazar. Pero el abogado de Díaz, Abraham Hutt, indicó en documentos judiciales este mes que la distinción entre visitantes con permisos y aquéllos sin autorización es inconstitucional.

Díaz está siendo procesado selectivamente, escribió Hutt, al tiempo que señaló que cientos de turistas extranjeros visitan campos de tiro sin permiso cada año. Indicó que el gobierno "ha simulado no prestar atención a turistas blancos y asiáticos de países como Irlanda, Canadá y Japón que cometen la misma infracción".

La fiscalía no le ha dado a la defensa una orden judicial para realizar una redada en la vivienda de Díaz donde fue arrestado, en una zona de personas acaudaladas. Pero Hutt indicó que, como su cliente "es un latino de un país que se cree está involucrado en el negocio ilegal de drogas, está siendo señalado por la fiscalía en base a su raza y nacionalidad".

Hutt también alegó que el encausamiento viola el derecho garantizado por la Constitución para que Díaz porte armas. La fiscalía no ha respondido el alegato.

Díaz es la única persona que ha sido detenida en las redadas, que se realizaron semanas antes de que Colorado autorizara la venta de marihuana con fines recreativos. La fiscalía no ha revelado la razón de las redadas, ni ha indicado cómo el arresto de Díaz está relacionado a éstas.

En documentos recientes, la fiscalía ha señalado que la investigación es compleja y que continúa.