Maestros de Buenos Aires cumplen 12 días de huelga

El conflicto que mantiene el gobernador de la provincia de Buenos Aires Daniel Scioli con maestros que desde hace 12 días están en huelga por mejores salarios se agravó el jueves cuando un grupo de huelguistas agredió con insultos y piedras a funcionarios tras fracasar una nueva ronda de negociaciones.

Scioli, un gobernador del peronismo quien aspira a suceder a la presidenta Cristina Fernández en 2015, calificó la agresión como "irracional" y denunció que existe "un trasfondo político" en la medida de fuerza que ha dejado a 3,5 millones de niños sin clases en escuelas públicas del principal distrito del país.

"Los que llevaron adelante esta brutal agresión a mis colaboradores y a Silvina Batakis (ministra de Economía provincial) pertenecen a un gremio que estaban movilizados y presentes en la audiencia", dijo Scioli en conferencia de prensa.

El hecho de violencia se produjo el jueves a la tarde luego de fracasar una audiencia de conciliación convocada por el Defensor del Pueblo de la provincia para acercar posiciones. Al retirarse del lugar, funcionarios provinciales fueron insultados por un grupo de personas identificadas con el gremio docente, mientras la ministra Batakis resultó herida en el rostro a causa de un piedrazo.

"Nos hemos encontrado con una posición de intransigencia, de inflexibilidad...El paro de estas características no tiene precedentes. En ningún sector público ni privado que está en negociaciones paritarias se ha registrado un *parate' (paro)", se quejó Scioli.

Los maestros reclaman una mejora no menor al 35%, mientras el gobierno provincial ofrece 30,9% en un contexto de aceleración de la inflación que en 2013 fue del 28% y que en los dos primeros meses de este año llega al 7%.

Scioli, a quien este conflicto perjudica su imagen, aseguró que detrás de la huelga "hay un trasfondo político, es evidente la irracionalidad. Ya se sabrá. Llevar esto a una situación de estas características, tener 3,5 millones de chicos en las casas". El gobernador no dio mayores precisiones sobre esta cuestión.

Los gremios docentes están entre los más combativos y han generado inconvenientes para el comienzo del ciclo escolar en más de una docena de provincias del país, donde hubo paros parciales.

"Lamentablemente el debate con el gobierno no ha llegado a un resultado positivo. Es una reformulación de la misma propuesta, con poco aumento de la masa salarial que nosotros ya declaramos insuficiente...tenemos mandato de darle continuidad a la medida de fuerza hasta que haya una propuesta superadora", dijo a periodistas Roberto Baradel, líder del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires.

El sindicalista rechazó los hechos de violencia, pero reclamó a Scioli "mayor responsabilidad".

La inflación está entre las principales preocupaciones de los argentinos y desde hace años obliga a la celebración de negociaciones salariales y la actualización de los sueldos, lo que se hace normalmente en consonancia con el aumento del costo de vida. En los últimos años los maestros han protagonizado otras huelgas pero en 2014 el conflicto se ha agudizado particularmente.