Argentina: Cualquiera puede ser campeón

Para acariciar el título solo hay que ganar dos partidos seguidos, algo que ninguno de los primeros viene haciendo. Es tanta la paridad que hasta Boca Juniors y River Plate, que merodean por la mitad de la tabla del torneo Final argentino, conservan intactas sus ilusiones.

El certamen ingresará casi en su mitad cuando se dispute este fin de semana la novena fecha y resulta difícil encontrar otro que a esta altura haya estado tan parejo, con 17 equipos separados por apenas seis puntos cuando restan 33 en disputa.

Insólito: Boca marcha décimo y River 13ero, ambos con 11 puntos, pero eso solo significa que están con cuatro unidades menos que los líderes Colón y Estudiantes, en ambos casos en ese orden por mejor diferencia de goles.

Solo Arsenal (7 puntos), Quilmes (6) y el colista Racing Club (4) parecen afuera de toda conversación.

Boca y River, que chocarán el 30 de marzo en el duelo más esperado del balompié nacional, dejaron escapar en la fecha anterior una buena oportunidad de acariciar la cima: los Xeneizes igualaron 1-1 con Argentinos Juniors y los Millonarios perdieron 3-2 con All Boys.

Más insólito aún: River figura por debajo de la mitad de la tabla (solo supera a siete equipos), pero si le ganaba a All Boys se hubiese sumado al escolta San Lorenzo, que marcha a solo un punto de Colón y Estudiantes.

Con Juan Román Riquelme otra vez desde el arranque, Boca visitará a Quilmes y River, con el colombiano Teófilo Gutiérrez casi descartado por un dolor en el isquiotibial izquierdo, recibirá a Lanús (13).

Riquelme jugará de entrada, según se comprobó en los últimos entrenamientos, con lo cual parece improbable que el talentoso armador salgo en el banco para cuidar sus piernas a la espera del duelo con River, ya que se lesiona a menudo.

La eventual ausencia de Gutiérrez en el equipo que dirige Ramón Díaz sería cubierta por Daniel Villalva, quien formaría dupla de ataque con Fernando Cavenaghi.

"Estamos en un momento de irregularidad", reconoció Cavenaghi. "Nuestro rendimiento no es el mejor pero aún tenemos chances ya que estamos a cuatro puntos".

El campeón San Lorenzo, que marcha a un punto de la cima, irá el domingo al feudo de Gimnasia (9). Los "Santos", que tienen al papa Francisco como su hincha más famoso, desperdiciaron en la fecha anterior una oportunidad de trepar en soledad a la cima al igualar 0-0 ante Colón.

Precisamente Colón, cuya meta es salvarse del descenso, recibirá el viernes a Tigre y Estudiantes visitará el sábado a Vélez Sarsfield (13).

"Sentimos sensaciones raras porque estamos punteros y a la vez, si nos descuidamos vamos a estar muy complicados con el descenso", destacó el centrocampista de Colón Jacobo Mansilla. "Nos importa el descenso, hay que sumar puntos para alejarnos".

Al que se le viene la noche si no le gana el sábado como local a Belgrano (11) es a Racing, un grande que está hundido en el fondo con seis derrotas, un empate y apenas un triunfo, precisamente en la primera fecha ante Colón.

Racing, que arrancó el torneo entre los favoritos, viene en caída libre y cada vez se complica más con el descenso, que en Argentina se determina por el promedio de puntos de las últimos seis torneos.

Cualquier resultado que no sea una victoria podría costarle el puesto a su técnico Reinaldo Merlo, quien tiene una estatua en la sede del club por haber ganado el Apertura de 2001, quebrando una racha de 35 años sin títulos nacionales para la "Academia".

La fecha se completa con Olimpo-Rafaela (viernes); Argentinos-Newell's Old Boys; Rosario Central-All Boys (sábado); Godoy Cruz-Arsenal (domingo).