Fuerzas sirias capturan enclave de las Cruzadas

Las fuerzas sirias capturaron un famoso castillo de la época de las Cruzadas cerca de la frontera con Líbano después de días de enfrentamientos intensos con combatientes opositores, siendo el más reciente de una serie de triunfos por parte del ejército a lo largo de la frontera, dijeron medios de prensa estatales y funcionarios.

La televisión privada libanesa Al-Mayadeen TV mostró tomas de las fuerzas sirias izando la bandera nacional en la colina dominada por la Fortaleza de los Caballeros.

Se podía escuchar el estrepitoso sonido de disparo de armas como celebración mientras soldados se movían alrededor de la fortaleza, la cual parecía intacta.

Fuerzas leales al presidente sirio Bashar Assad han capturado al menos cuatro poblados y villas en las dos últimas semanas cerca de la frontera con Líbano en momentos en que el gobierno trata de cortar las líneas de suministro a los rebeldes en la escabrosa frontera montañosa. El golpe más fuerte a los rebeldes fue la caída el domingo de su fortificación de Yabroud cerca de la frontera este de Líbano.

Pero la captura del Crac de los Caballeros, que data del siglo XII y domina el valle circundante y las colinas, marcó otro retroceso doloroso, tanto por razones simbólicas como estratégicas. Los rebeldes habían controlado el castillo desde 2012.

"Nuestros esfuerzos, los del Ejército Árabe Sirio y de las Fuerzas Nacionales de Defensa, fueron coronados hoy al izar la bandera siria sobre la Fortaleza de los Caballeros", dijo a la televisora Al-Mayadeen un coronel del ejército sirio, cuyo nombre no fue identificado. "La batalla había transcurrido durante más de un mes, durante la cual fueron liberadas varias villas cercanas".

La televisora estatal siria dijo que las tropas "aniquilaron a terroristas que estaban atrincherados en el castillo". Las autoridades sirias se refieren a los combatientes opositores como terroristas.

Un activista con sede en Homs que se hace llamar Beibares Tellawi dijo a The Associated Press que el castillo cayó en manos de tropas del gobierno el jueves temprano, un día después de que rebeldes y el gobierno acordaron que se otorgara a combatientes de oposición paso seguro a Líbano. Agregó que tropas capturaron Hosn, donde está ubicado el castillo, después de un bombardeo intenso por la fuerza aérea siria.

El Observatorio Sirio por los Derechosa Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que en el combate del jueves alrededor de Hosn murieron 12 combatientes, incluido el líder local del grupo islámico Jund al-Sham. Estaciones de televisión libanesas identificaron al comandante muerto como Abu Suleiman Dandashi, un ciudadano libanés.