Knicks inauguran con victoria era de Phil Jackson

Mucho después de que Phil Jackson agradeciera con la mano en alto la ovación de los aficionados y después una ola de aplausos, hubo otra aclamación, todavía mayor, en el Madison Square Garden.

Esta última estuvo dedicada a los Knicks de Nueva York y contrastó con el trato que recibieron en casa a principios de la campaña.

Carmelo Anthony anotó 34 puntos y Nueva York inauguró el miércoles en la noche la era de Jackson con una victoria sobre los Pacers de Indiana por 92-86, la séptima victoria consecutiva de los Knicks, su cifra más alta en la temporada.

Ante la mirada del nuevo presidente del equipo sentado a la mitad de la cancha, los Knicks dominaron la primera mitad, después se despegaron en el marcador cuando descarrilaron en la segunda parte a los líderes de la Conferencia del Este.

"Una persona como él (Jackson) en el entorno crea una mentalidad ganadora, crea un ambiente muy brillante y tenemos que aprovechar el momento", dijo el ala pivote Amare Stoudemire.

Los aficionados se pusieron de pie para aplaudir a Jackson en la primera mitad y volvieron a levantarse en el último minuto para ver que los Knicks liquidaban al equipo que los eliminó de la postemporada la campaña anterior.

"Hay energía en la ciudad. Creo que traer de nuevo a Phil es muy importante para el conjunto", expresó el entrenador Mike Woodson. "Pero tengo que dar mucho crédito a los jugadores en el vestuario también, porque otra vez, estamos teniendo dificultades. Cavamos un hoyo e intentamos salir del hoyo", agregó.

Lance Stephenson consiguió 21 puntos y nueve tableros para los Pacers, que vieron rota su racha de cuatro triunfos y no lograron ampliar su ventaja de tres juegos sobre el Heat de Miami, que perdió momentos antes el miércoles ante Boston.

Roy Hibbert logró 20 puntos al acertar ocho de 10 tiros de campo, sin embargo, Paul George, que participó en el Juego de Estrellas, falló todos sus seis lanzamientos en el primer cuarto y terminó con 17 puntos. George acertó cuatro de 17 lanzamientos de campo, incluidas dos canastas triples.

"No hemos aumentado nuestra inteligencia como equipo a fin de mejorar cuando los rivales intentan neutralizar nuestra ofensiva, y ahí es cuando tenemos que agrandarnos ofensivamente", expresó George.

Las seis victorias anteriores de Nueva York todas fueron contra equipos que no están en los playoffs, pero el triunfo del miércoles fue contra un conjunto que al parecer ha regresado a su forma después de caer cuatro encuentros consecutivamente, su peor racha en la campaña.

"Los equipos contra los que jugamos estorban en nuestro camino. Ese es nuestro lema ahora. Se interponen y no queremos permitir que nos paren", expresó Anthony.

Stoudemire consiguió 21 unidades y Tyson Chandler capturó 14 rebotes para los Knicks, que tienen palmarés en casa de 16-20 y están cuatro juegos abajo de Atlanta en la disputa por el último lugar del Este a la postemporada.

Jackson se había reunido horas antes con los entrenadores y jugadores, después presenció el encuentro desde un lugar arriba en las gradas ubicadas en la media cancha; recibió un fuerte aplauso cuando apareció en la pantalla gigante durante un tiempo fuera en el primer cuarto.

En otros encuentros de la jornada Chicago 102, Filadelfia 94; Brooklyn 104, Charlotte 99; Boston 101, Miami 96; Memphis 96, Utah 86; Toronto 107, Nueva Orleáns 100; Minnesota 123, Dallas 122, en tiempo extra; Denver 118, Detroit 109; Phoenix 109, Orlando 93 y San Antonio 125, L.A. Lakers 109.