Río 2016: alcalde reconoce atraso de escenarios

Delante de funcionarios del Comité Olímpico Internacional que visitaban Río de Janeiro el miércoles para supervisar el avance de los preparativos para los Juegos Olímpicos de 2016, el alcalde Eduardo Paes reconoció que el trabajo en varios escenarios marcha con retrasos.

Paes hizo sus declaraciones mientras Nawal El Moutawakel, la cabeza del comité de inspección, recordaba a los funcionarios de Río que los recientes Olímpicos de Invierno de Sochi exhibieron "una planificación meticulosa". Ella instó a los organizadores cariocas a cumplir con los plazos y explicar claramente al público brasileño las razones por las que debería apoyar las justas.

Funcionarios del COI han criticado a Río por la lentitud de sus avances.

Muchos brasileños cuestionan los miles de millones de dólares invertidos en la Copa del Mundo de este año, y ese sentimiento se ha extendido a los Olímpicos.

"Las operaciones de Sochi fueron un gran éxito, pero ahora la atención del mundo se está volcando aquí, hacia Río y Brasil", dijo El Moutawakel al dirigirse a los organizadores de Río y políticos locales al comienzo de una gira de inspección de tres días.

Una de las principales preocupaciones es la zona de Deodoro en el norte de Río de Janeiro. Contará con el segundo mayor grupo de escenarios, pero la construcción todavía no arranca cuando quedan dos años y medio antes de los juegos. El barrio albergara eventos como tiro, hockey, equitación, canotaje y BMX, así como algunos partidos de básquetbol.

El Moutawakel ha descrito los plazos como "muy, muy apretados", mientras que el presidente del COI Thomas Bach dijo en Sochi el mes pasado que "no se puede perder un solo día", en referencia a los preparativos de Río de Janeiro.

"Deodoro sigue siendo mi principal preocupación", dijo Paes. "Le estoy prestando mucha atención. Nos dieron estas obras muy tarde, pero estoy confiado en que vamos a cumplir con los plazos y las entregaremos; también porque los trabajos de construcción allí son más sencillos".

Paes subrayó el contraste con el principal grupo de escenarios al oeste el centro de Río, en Barra da Tijuca.

"Si (la construcción en) el Parque Olímpico de Barra tuviera que arrancar ahora, entonces estaríamos en una situación muy difícil", dijo. "Pero ya que es Deodoro, donde el trabajo de construcción es más fácil ... no es una preocupación. Por supuesto, hay que prestar atención permanente. Deodoro está retrasado debido a varios problemas, pero podemos cumplir con todos los plazos".