Egipto: 7 muertos en un allanamiento

Cinco milicianos y dos militares murieron durante un allanamiento efectuado por policías, militares y fuerzas especiales egipcias a una supuesta fábrica de bombas en un suburbio de El Cairo, informó el ministerio del interior el miércoles.

El ministerio, que está a cargo de la policía, dijo que una investigación reveló que el grupo Ansar Beit al-Maqdis (Paladines de Jerusalén), inspirado por al-Qaida, usaba un taller maderero en Arab Sharkas en la provincia de Qaliubiya para fabricar y almacenar bombas.

Durante la incursión el miércoles por la madrugada, los milicianos dispararon contra las fuerzas de seguridad e hicieron estallar bombas en automóviles, provocando un tiroteo que duró horas, dijo el ministerio.

Durante la lucha murieron un brigadier general y un coronel, ambos expertos en explosivos, dijo el vocero militar, coronel Mohame Ali, en su página en Facebook. Las autoridades arrestaron a cuatro supuestos milicianos, agregó la información.

La televisión privada CBC mostró a funcionarios de seguridad en el área desactivando explosivos.

En los ocho meses desde que los militares desalojaron al presidente islamista Mohamed Morsi, ha aumentado la violencia contra policías y soldados.

Ansar Beit al-Maqdis, que opera en el Sinaí, se ha atribuido la mayoría de los principales ataques en El Cairo y alrededores. Los más recientes se produjeron el sábado cuando pistoleros mataron a seis soldados en un puesto de control de la policía militar, no lejos del lugar del choque del miércoles.

El gobierno interino egipcio apoyado por los militares acusó a la Hermandad Musulmana --que llegó al poder después que en el 2011 fue derrocado Hosni Mubarak-- de orquestar gran parte de la violencia y la ha declarado organización terrorista. La Hermandad, de la que salió Morsi, insiste en que solo apela a medios pacíficos para reponerlo.

El grupo ha seguido efectuando manifestaciones contra el gobierno desde la destitución de Morsi, pese a la represión de las fuerzas de seguridad que han detenido a sus líderes y miles de simpatizantes.

Una coalición encabezada por la Hermandad ha convocado a protestas durante el resto del mes. Las fuerzas de seguridad respondieron con fuertes movilizaciones en El Cairo y otras grandes ciudades.