La Fed mantendrá bajas las tasas a corto plazo

En su primera conferencia de prensa como titular de la Reserva Federal, Janet Yellen trató de resolver una duda que ha consumido a los inversionistas: ¿Cuándo empezará el banco central estadounidense a elevar las tasas de interés a corto plazo?

Yellen enfatizó que, dado que el mercado laboral aún muestra debilidad, la Fed tiene la intención de mantener las tasas de interés de corto plazo cerca de cero por un tiempo "considerable" y que de elevarlas lo haría gradualmente. Y agregó que el banco central no tomaría decisiones fundamentadas solamente en la tasa de desempleo, la cual dijo ya no refleja fielmente la condición del mercado laboral.

Pero Yellen quizá confundió a los inversionistas cuando se explayó. Indicó que la Reserva Federal podría empezar a elevar las tasas de corto plazo seis meses después de que concluya su compra mensual de bonos, algo que los economistas prevén ocurrirá a fin de año. Ello significaría que las tasas de corto plazo podrían comenzar a subir a mediados de 2015.

Un incremento en las tasas de corto plazo elevaría los costos del crédito y podría afectar los precios accionarios. Los mercados bursátiles cayeron después que Yellen hizo mención de los seis meses. El promedio industrial Dow Jones cerró con una caída de más de 100 puntos.

El último comunicado de la Fed, emitido el miércoles al final de una sesión de dos días, indicaba que su tasa de referencia de corto plazo podría quedarse en un récord mínimo "por un tiempo considerable" después que termine su compra mensual de bonos. El banco central ha estado eliminando gradualmente dicha compra mensual, con la intención de mantener bajas las tasas de interés de largo plazo. La mayoría de los analistas prevén que las compras terminen a finales de diciembre.

"Esta es la clase de periodo que es difícil definir", dijo Yellen sobre el "tiempo considerable".

"Quizá significa algo cercano a seis meses", agregó.

Aunque la declaración desencadenó una liquidación de acciones, el comunicado de la Fed y los comentarios de Yellen dejaron claro que las tasas de interés para los consumidores y empresas podrían continuar bajas por muchos meses más. Yellen también hizo énfasis en que los incrementos en las tasas, una vez que ocurran, serán graduales.

Algunos analistas dijeron que pensaban que la referencia a los seis meses no cambiaba en realidad el momento previsto para un incremento en las tasas de interés de la Fed.

"No estamos seguros de que los comentarios indiquen que las tasas comenzarán a subir antes de la fecha de mediados de 2015 ya descontada por los mercados de futuros de tasas de interés", dijo Paul Ashworth, director de economistas estadounidenses en Capital Economics, en una nota para clientes.

La tasa de referencia de la Fed a corto plazo se ha mantenido cerca de cero desde 2008.

En su comunicado, el banco central indicó que reducirá sus compras mensuales de bonos en otros 10.000 millones de dólares para dejarlas en un total de 55.000 millones porque considera que la economía está lo bastante fuerte para sustentar más mejorías en el mercado laboral.

En un comunicado previo, la Fed había dicho que planeaba mantener las tasas de interés de corto plazo en niveles bajos "bastante tiempo después" de que la tasa de desempleo bajara de 6,5%. La tasa hoy es de 6,7%.

Una razón para ya no usar la tasa de desempleo y enfocarse más en los cambios generales en el mercado laboral y la inflación para decidir un eventual aumento en las tasas de interés es que, como Yellen y otros lo han señalado, esa tasa puede sobreestimar la salud del mercado laboral.

En meses recientes, por ejemplo, la tasa de desempleo ha bajado no tanto como resultado de una fuerte contratación, sino porque muchas personas sin empleo han dejado de buscar trabajo. Una vez que la gente deja de buscar colocarse, ya no se les considera desempleados y la tasa puede bajar como resultado.

___

Los periodistas de The Associated Press Josh Boak y Paul Wiseman contribuyeron a este despacho.