México: proponen nuevo comisionado de seguridad

El gobierno propuso el martes a un funcionario con una trayectoria en áreas de seguridad e inteligencia como nuevo titular de la comisión que supervisa a la Policía Federal, uno de los cuerpos que es utilizado en el combate al narcotráfico.

La secretaría de Gobernación propuso a Monte Alejandro Rubido en sustitución de Manuel Mondragón, quien el fin de semana renunció al cargo en una decisión que algunos críticos al gobierno han interpretado como reflejo de las diferencias dentro del gabinete de seguridad.

Rubido, que debe ser ratificado por el Senado, se desempeñaba como secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, un órgano que revisa acuerdos en la materia a nivel federal y estatal, además de que es responsable de una base de datos nacional sobre delitos. Antes también trabajo en la agencia de inteligencia mexicana, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional.

En las últimas semanas, Rubido también fungió como vocero en materia de seguridad, incluidas algunas de las acciones realizadas en el estado occidental de Michoacán, marcado por la presencia del narcotráfico y el surgimiento de grupos civiles de autodefensa.

Mondragón no dio las razones específicas de su salida y sólo se ha mencionado que pidió al ejecutivo dejar sus labores operativas para actuar sólo como asesor.

"Es una salida abrupta, apresurada", dijo Ricardo Monreal, diputado del izquierdista Movimiento Ciudadano. "Seguramente hubo desacuerdos y creo que Michoacán es uno de ellos", añadió.

Aunque una de las mayores presencias en Michoacán es la de elementos de la Policía Federal, varias acciones importantes recientes han recaído más en las fuerzas armadas, como el asumir el control de su puerto más importante y la muerte del líder del cartel de Los Caballeros Templarios.

Erubiel Tirado, experto en seguridad de la Universidad Iberoamericana, comentó que desde la campaña del presidente Enrique Peña Nieto se vio la intención "de bajar el perfil al protagonismo" de ese cuerpo, el cual dependía de la Secretaría de Seguridad Pública.

Una muestra de ello fue que la Secretaría desapareció y la Policía Federal fue integrada a la Secretaría de Gobernación, que es ahora la dependencia responsable de coordinar todos los temas de seguridad pública en el país.

Mondragón estaba a cargo de formar una nueva gendarmería, cuya importancia ha empezado a perder brillo. Ese cuerpo, integrado por 5.000 agentes, debía haber comenzado a operar en las calles a finales de año pasado, pero Mondragón anunció el verano pasado que no estaría listo hasta mediados de 2014.