UE: Google no colabora en caso antimonopólico

Google no hace lo suficiente para disipar los temores de que ahoga a sus rivales, dijo el director de competencia de la Unión Europea (UE), que ordenó a la gigante de internet que ofrezca nuevas ideas.

La Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE, investiga desde hace tres años si Google Inc. abusa de su dominio de mercado del 90% en las búsquedas por internet en Europa en beneficio de sus propios servicios. Google intenta disipar esos temores cambiando la forma en que exhibe los resultados de las búsquedas.

El Comisionado de Competencia de la UE, Joaquín Almunia, dijo el miércoles que tras escuchar los argumentos de otras empresas y organizaciones, "he concluido que las propuestas que nos envió Google hace meses no son suficientes para disipar nuestros temores".

Agregó que envió una carta al presidente ejecutivo de la compañía, Eric Schmidt, "pidiendo a Google que presente mejores propuestas".

En respuesta, el vocero de Google Al Verney dijo que su propuesta "considera claramente" las cuatro áreas que preocupan a las autoridades de la UE.

"Seguimos trabajando con la comisión para resolver este caso", dijo.

Además del dominio de Google en el sector de búsquedas por internet en Europa, la Comisión dijo estar preocupada sobre la forma en que Google regenta los anuncios que aparecen junto a sus resultados de búsqueda, cómo presenta Google el contenido de otras páginas y cómo su comportamiento afecta la publicidad en redes rivales.

Ambas partes dijeron que están decididas a llegar a un acuerdo. Sin él, la Comisión podría presentar oficialmente un caso contra Google, lo que desembocaría en un largo proceso con multas de hasta el 10% de los ingresos anuales de Google.

La Comisión Europea adopta con frecuencia una posición con más dureza con las empresas estadounidenses de tecnología que sus contrapartes en Estados Unidos, como la Comisión Federal de Comercio y el Departamento de Justicia. Google zanjó una denuncia similar antimonopólica en su negocio de búsqueda en enero con la Comisión Federal de Comercio sin hacer grandes concesiones sobre cómo administra su motor de búsqueda.