Conflicto sirio se desborda al vecino Líbano

Combatientes de la milicia libanesa de Jezbolá y chiíes locales reforzaron el martes su cerco en torno de una ciudad suní cerca de la frontera con Siria, lo que provocó temores de que miles de refugiados sirios atrapados en el área se queden sin ayuda humanitaria proveniente del exterior.

El asedio de la ciudad libanesa de Arsal es la más reciente consecuencia de la guerra civil siria en el país vecino. El conflicto, particularmente la captura por parte del ejército sirio de la ciudad de Yabroud, que era un bastión rebelde de importancia estratégica, ha agravado las tensiones sectarias en el Líbano. La ciudad está justo en el sector sirio de la frontera.

La violencia alcanzó también a un trabajador sirio que fue hallado muerto a puñaladas cerca de una obra en construcción en las montañas del centro del Líbano, informó la agencia noticiosa estatal libanesa. La sangre de la víctima fue usada para escribir la frase "Venganza por Yabroud y por el honor de Siria", agregó la agencia NNA.

Durante el fin de semana, hombres armados cerraron el único camino que comunica Arsal con el resto del Líbano y establecieron un puesto de control a cargo de pistoleros de Jezbolá y chiíes de pueblos circundantes.

La acción se produjo después que los chiíes del área culparon a Arsal por el disparo de cohetes contra sus pueblos en los últimos días y un coche bomba que mató a tres personas.

El martes, pistoleros chiíes dispararon contra vehículos de Arsal que trataron de trasponer el puesto de control, dijo el vicealcalde de la ciudad, Ahmad Fliti.

Los ataques ahondaron la desesperación en Arsal, una ciudad de 40.000 libaneses y 52.000 refugiados sirios para quienes el camino es vital.

Unas 200 familias sirias llegaron a Arsal en los últimos días huyendo de la lucha mientras los soldados sirios controlaron Yabroud, dijo Lisa Abud Jaled de la agencia para refugiados de Naciones Unidas.

"Todos necesitan ayuda. Necesitan mantas y alimentos, pero ahora enfrentamos una bomba de tiempo de enfermedades contagiosas, una bomba de tiempo de hambre y una bomba de tiempo de gente", dijo Fliti.

Organizaciones libanesas de asistencia distribuyeron el lunes suministros de emergencia para tres días a los refugiados más necesitados, dijo Jaled.