Ejecutivo ruso desafiante ante sanciones

El director general de la empresa rusa de gas Rosneft, aliado del presidente Vladimir Putin, se mostró desafiante ante las posibles sanciones de las potencias occidentales contra él, amenazando con llevar sus negocios a otras partes.

Estados Unidos y la Unión Europea anunciaron el lunes la congelación de bienes y prohibición de visados a funcionarios rusos y ucranianos participantes en la crisis de Crimea. Consideran ampliar esas sanciones para incluir a más personas, incluyendo el propio Sechin y otros.

Sechin, presidente de la mayor empresa de gas de Rusia, dijo el martes a las agencias noticiosas del país que no teme las potenciales sanciones, que consideró "una prueba de la impotencia".

Rosneft y las empresas rusas no deberían temer tampoco las sanciones, insistió Sechin, e indicó que "las empresas rusas puede trasladar sus negocios a otros lugares", lejos de Estados Unidos y Europa.

Rusia es una gran proveedora de gas a Europa.