El Líbano manda soldados a la frontera con Siria

El ejército libanés envió el lunes comandos a la tensa frontera que comparte con Siria, ante la posibilidad de que el conflicto del país vecino se desborde, mientras los insurgentes continúan su retirada y se adentran en el territorio libanés tras la caída de uno de sus reductos, tomado por las fuerzas del presidente Bashar Assad.

El gobierno libanés ha estado en ascuas desde que la aldea central siria de Yabroud cayó el domingo en manos de las fuerzas gubernamentales. Sus defensores insurgentes comenzaron a llegar a la aldea libanesa de Arsal, principalmente suní y rodeada por poblaciones chiíes, protegidas por los milicianos del grupo islamista Jezbolá, aliado de Assad.

La guerra civil de Siria ha ocasionado ya brotes de violencia sectaria entre los suníes y chiíes del Líbano. La presencia de los insurgentes y los milicianos de Jezbolá en la misma zona podría generar una polarización en la violencia sectaria.

El lunes, tres cohetes cayeron en las aldeas mayormente chiíes de Labweh y Nabi Othman, cerca de Arsal, hiriendo por lo menos a una persona y causando algunos daños, dijo el ejército. Indicó que los cohetes fueron disparados desde Siria.

Empero, algunos airados residentes de Labweh dijeron que los cohetes fueron lanzados desde Arsal y cerraron la carretera principal entre ambas aldeas con barreras de arena, custodiadas por unos 20 milicianos armados de Jezbolá. Posteriormente cerraron otras carreteras más pequeñas de acceso a Arsal, aislando la aldea del resto del Líbano.

Horas antes, los soldados y comandos libaneses patrullaron la agreste zona fronteriza a pie. En una de las patrullas, cerca de la aldea nororiental de Fakiha, encontraron abandonado un vehículo deportivo utilitario y le dispararon una granada autopropulsada, transformándolo en una bola de fuego además de crear un cráter de cuatro metros. No quisieron enfrentar la posibilidad que fuera un carro bomba.

"Adoptamos la decisión de detonarlo inmediatamente, sin registrarlo", dijo en el lugar un mando a The Associated Press, hablando a condición de guardar el anonimato según las normas militares.

____

Surk contribuyó desde Beirut. El periodista de Associated Press Maamoun Youssef en El Cairo y Bassem Mroue en Beirut contribuyeron a este artículo.