Inflación en la eurozona cae al 0,7%

La inflación en los 18 países de la eurozona fue revisada a la baja a su menor nivel desde octubre, acontecimiento que podría aumentar la presión del Banco Central Europeo para que reduzca más las tasas de interés.

Las cifras difundidas el lunes por la agencia de estadísticas Eurostat indicaron que los precios minoristas subieron en febrero un 0,7% más que en el mismo periodo hace un año. La cifra fue, empero, inferior al 0,8% pronosticada inicialmente y situó la tasa anual en su menor nivel desde octubre.

La cifra es además muy inferior a objetivo del BCE --interesado en mantener la inflación apenas por debajo del 2%.

La inesperada caída de la inflación seguramente aumentará los temores en los mercados que la eurozona podría verse aquejada por una deflación, que puede ser perjudicial para la economía al impulsar a los consumidores a postergar sus compras con la esperanza de obtener mejores precios.

Las estadísticas indican que cuatro de los 18 países de la Unión Europea que usan el euro -- Grecia, Chipre, Portugal ay Eslovaquia -- han experimentado una caída de los precios.

Una vocera de la agencia de estadísticas dijo que la principal razón de la revisión fue una contracción en las cifras aportadas por Alemania, que tiene una inflación anual del 1%.

En una conferencia de prensa este mes tras la decisión del BCE de no cambiar la principal tasa de interés y dejarla en el 0,25%, el presidente de la entidad Mario Draghi se mostró cautelosamente optimista sobre el panorama económico, indicando que no esperaba una deflación generalizada.

Pese a ello, indicó que el banco podría, en caso de que se atasque la recuperación económica o comiencen a bajar los precios, reducir la tasa principal al 0,10% y dejar en menos de cero los intereses pagados a los bancos por aparcar fondos en la institución, lo que les animaría a prestar.