Djokovic supera a Federer y reina en Indian Wells

Novak Djokovic se consagró el domingo del torneo de Indian Wells por tercera vez tras ganarle una intensa final a Roger Federer por 3-6, 6-3, 7-6 (3).

El serbio conquistó su primer trofeo en el año, así como un cheque por un millón de dólares.

"Llegué aquí sin haber ganado un título (por primera vez en cuatro años), y había ciertas dudas", dijo Djokovic. "Tuve altibajos en mi concentración durante las primeras rondas, pero mantuve mi fortaleza mental y seguí creyendo en mí mismo. Por eso este título es muy especial para mí".

En el 33er duelo entre ambos, Federer remontó un 5-3 en el tercer set para forzar un desempate, pero el suizo se diluyó en el mismo con muchos errores.

"Sé que él siempre sale a jugar con mucha confianza y agresividad", dijo Djokovic. "Él no te regala la victoria. Hay que quitársela".

Pese a la derrota, Federer lidera el historial por 17-16. El serbio Djokovic se cobró revancha de una derrota ante Federer en tres sets en las semifinales de Dubai hace dos semanas.

"Al final, él se aseguró de mantener la pelota en juego, y yo cometí algunos errores en el momento más importante", reconoció Federer".

Djokovic se mantendrá en el segundo lugar del ranking de la ATP, mientras que Federer ascenderá al quinto lugar.

En la final femenina, Flavia Pennetta arrasó con Agnieszka Radwanska al imponerse 6-2, 6-1 y así conquistar el título más importante de su carrera.

La italiana de 32 años se convirtió en la tercera campeona más veterana del torneo en el desierto, por detrás de Martina Navratilova, quien se consagró cuando tenía 33 años y luego a los 34 en 1990-91. Fue el primer título de Pennetta desde Marbella en 2010.

Hace un año, Pennetta parecía cerca del retiro.

Su puesto en el "ranking" había caído al 166 en junio, y la italiana tenía problemas para enderezar su carrera, casi un año después de someterse a una cirugía de muñeca.

Ahora, está agradecida por perseverar.

"Después de tantos años, tanto trabajo y todo, éste es el momento que siempre esperé", comentó. "Y llega cuando no lo esperaba. Es algo que esperé mucho tiempo y finalmente tengo un buen trofeo en mis manos".

En realidad, el trofeo de cristal es tan pesado que la italiana no pudo cargarlo para posar ante las cámaras.

Como la vigésima cabeza de serie, Pennetta se convirtió en la preclasificada con peor ubicación que conquista el título.

Se perfila que escale al puesto número 12 del ranking de la WTA a partir del lunes. También se embolsó un premio de un millón de dólares.

Radwanska, segunda cabeza de serie, se vio afectada por una molestia en la rodilla izquierda y en dos ocasiones recibió tratamiento por parte del kinesiólogo. La polaca rompió a llorar cuando ofreció disculpas a los espectadores, diciendo que no podía correr bien.