Una emergencia de pitchers apura a los Bravos

Fredi González no pudo hacer otra cosa que rendirse en elogios hacia el gerente de los Bravos de Atlanta. Después de todo, en los días previos, los campeones vigentes del Este de la Liga Nacional habían perdido por lesiones de codo a dos de sus lanzadores abridores y un tercero marcha retrasado con su preparación.

La crisis de lesiones, que dejó fuera de servicio a Kris Medlen y Brandon Beachy, amenazaba con minar las aspiraciones de Atlanta mucho antes de la temporada regular.

Pero aún había un agente libre que estaba sin firmar contrato y el gerente Frank Wren se movió rápido para adquirir al dominicano Ervin Santana.

"Este individuo ha hecho que podamos seguir teniendo una rotación fuerte", declaró González, el piloto cubano de los Bravos, alabando a Wren. "Perdimos a Medlen y luego a Beachy, todo en dos días y medio. Salió a buscar y encontró al mejor lanzador que estaba disponible".

Los Bravos tenían previsto comenzar la campaña con un gasto de nómina que debía ceñirse a los 100 millones de dólares, pero perder a dos tercios de los integrantes de la rotación debilitaba al equipo ante la que se espera sea una reñida pugna con los Nacionales de Washington por el cetro de la división.

Liberty Media, el consorcio de compañías de entretenimiento que es dueño de la franquicia, dio la luz verde para contratar a Santana por un año y 14,1 millones de dólares.

"Esta fue una decisión increíble por parte de la organización, porque esto nos dejará muy por encima del presupuesto que habíamos previsto para este año", dijo Wren. "Los dueños entendieron que esto era importante para el equipo".

La desesperación de los Bravos se entendía, ya que Medlen (15-12 y 3.11 de efectividad) y Minor (13-9, 3.21) fueron piezas fundamentales en la pasada campaña, en la que Atlanta sucumbió en la primera ronda de los playoffs a manos de los Dodgers de Los Ángeles. También confiaban en un retorno pleno de Beachy, quien había sido uno de los abridores más destacados de 2012 hasta que debió pasar por el quirófano.

Pero con Santana tendrán a un pitcher que fue seleccionado al Juego de Estrellas en 2008 y que tres años después lanzó un juego sin hits, además de cinco campañas con por lo menos 10 victorias y dos de 16 triunfos. El derecho dominicano lanzará por primera vez en el Viejo Circuito tras una década en la Americana con los Angelinos y Reales.

Ese tipo de experiencia complementará al colombiano Julio Teherán (14-8) y Alex Wood, dos lanzadores con apenas dos años en las mayores. También cuentan con el novato David Hale y el veterano venezolano Freddy García, quienes no han tenido una buena pretemporada. Otra opción es Gavin Floyd, pero éste aún se recupera de una operación de Tommy John y se estima que no sería hasta mayo cuando pueda estar listo para lanzar.