Norcorea dispara 25 cohetes de corto alcance

Corea del Norte disparó el domingo 25 cohetes de corto alcance hacia el mar desde su costa este en una aparente continuación de sus protestas por los ejercicios militares de Estados Unidos y Corea del Sur, dijeron funcionarios surcoreanos.

Las pruebas de ese tipo de cohetes se consideran por lo general de rutina, al contrario de los misiles de largo alcance o pruebas nucleares, condenados internacionalmente como provocaciones. Pyongyang ha realizado últimamente varias pruebas similares coincidiendo con las maniobras militares que cada año realizan Washington y Seúl.

Norcorea dijo las pruebas son preparativos ante una invasión. Los aliados dicen que los ejercicios, que el año pasado hicieron que Corea del Norte amenazara con lanzar una guerra nuclear contra Corea del Sur y Estados Unidos, son cosa de rutina y de naturaleza defensiva.

Analistas opinan que Corea del Norte está adoptando una postura más flexible hacia los ejercicios militares de Estados Unidos y Corea del Sur porque quiere mejores relaciones con el mundo exterior para revivir su abrumada economía. Semanas de retórica bélica de Pyongyang hacia Washington y Seúl del año pasado siguieron a la condena internacional de su tercera prueba nuclear en febrero de 2013.

Corea del Norte lanzó el domingo 25 cohetes con un alcance de unos 70 kilómetros (44 millas), que cayeron en aguas internacionales frente a la costa oriental de ese país, según el Ministerio de Defensa surcoreano. La investigación de la trayectoria mostró que los cohetes pudieran ser viejos modelos FROF teleguiados soviéticos que Corea del Norte tiene desde los años 1960, dijo el lunes Kim Min-seok, portavoz del Ministerio.

En Washington, Jen Psaki, portavoz del Departamento de Estado, exhortó a Corea del Norte a no tomar medidas provocativas que agraven las tensiones.

A principios de mes, Seúl indicó que un cañoneo de la artillería de Corea del Norte ocurrió minutos antes que un avión comercial chino al parecer con 202 ocupantes volara en la misma zona.

Pyongyang sostiene que sus pruebas de cohetes forman parte del entrenamiento regular y tienen en cuenta la navegación internacional.

La península coreana sigue oficialmente enfrentada porque la Guerra de las Coreas terminó con un armisticio, no con un tratado de paz.