Breve guía al voto de secesión de Crimea

La región ucraniana de Crimea someterá a votación el domingo un referendo organizado apresuradamente para separarse de Ucrania y unirse a Rusia, en desafío a una amplia condena de la comunidad internacional, que ha dicho que el proceso es ilegítimo.

Los políticos respaldados por Moscú en Crimea, un territorio de dos millones de habitantes, dicen que la medida garantizará la protección a la población local contra el nacionalismo radical que, dicen, surgió después que el presidente Viktor Yanukovych fue obligado a huir de Ucrania. Sin embargo, hasta ahora no hay pruebas de amenazas específicas y las autoridades en Kiev consideran lo que sucede en Crimea una vulgar expropiación.

___

EL CAMINO AL REFERENDO

Los problemas territoriales de Ucrania dudosamente tienen sus raíces en las protestas que llevaron al derrocamiento de Yanukovych, que gozaba del respaldo del Kremlin y tenía su base de apoyo en el sureste de población principalmente de etnia rusa. Las manifestaciones comenzaron en noviembre cuando Yanukovych abruptamente se rehusó a firmar una muy esperada asociación política y acuerdo comercial con la Unión Europea, optando en su lugar por lazos más fuertes con Rusia.

Semanas de marchas pacíficas fueron interrumpidas por estallidos de violencia que culminaron con la muerte de decenas de manifestantes a finales de febrero.

Un acuerdo de paz entre el gobierno y la oposición fue supervisado por diplomáticos de la UE, pero ese pacto fue sobrepasado a los pocos días cuando los manifestantes tomaron el control de la capital, Kiev, y la policía abandonó sus puestos. El Parlamento votó para sacar a Yanukovych del poder y pronto nombró un reemplazo.

Una propuesta inicial en el nuevo Parlamento que habría degradado el estatus del idioma ruso fue recibida con preocupación en algunas partes del país. Rusia también ha manifestado abiertamente su indignación sobre lo que aseguran es el inexorable aumento de la presencia de grupos radicales nacionalistas, algo que los críticos sugieren es un ejercicio de falsedad.

___

CAMPAÑA

La papeleta del referendo tendrá dos preguntas: una para garantizar a Crimea una mayor autonomía con Ucrania. La otra, que se espera que se lleve la mayoría del apoyo, plantea la anexión a Rusia.

La poca campaña en Crimea fue realizada bajo la frecuente mirada amenazante de las fuerzas paramilitares locales, así como de las tropas fuertemente armadas bajo las aparentes órdenes de Moscú. Ante la abrumadora evidencia, Rusia niega haber desplegado tropas en la región.

El mensaje a favor de la anexión ha sido burdo pero efectivo y busca generar alarma sobre la intención del nuevo gobierno ucraniano de marginalizar a la población de etnia rusa del país.

Un anuncio panorámico mostró dos mapas de Crimea, uno con el tricolor de la bandera rusa y el otro con un fondo carmesí y la imagen de una esvástica.

Quienes apoyan el referendo han argumentado que es un poco distinto al voto de independencia que se realizará en Escocia este mismo año. Pero funcionarios británicos aseguran que este voto lleva dos años gestándose y se realiza en un clima de libre debate. Los habitantes de Crimea han tendido menos de dos semanas para analizar su referendo y ante la ausencia del debate público.

___

EL FUTURO

Las autoridades de Crimea afirman que si los soldados ucranianos que firmemente ocupan sus guarniciones no se rinden después de la elección los considerarán "ilegales".

En el frente diplomático, Rusia luce aún más aislada ante la posibilidad de enfrentar sanciones de países occidentales y la ambivalencia de China.

Líderes de una minoría tártara principalmente musulmana de Crimea, que representa más de una décima parte de la población de la región, insisten en que desean seguir formando parte de Ucrania y les preocupa el destino que les espera en un país al que no desean anexarse.

En Rusia, el presidente Vladimir Putin se ha alejado de su postura de línea dura en Crimea y ha ganado en popularidad. No obstante, si la crítica pública a sus políticas es inusual, se debe en gran parte a que los medios independientes de antemano asediados enfrentan un renovado ataque de intimidación encabezada por el Estado.

___

RECORDATORIO DE UCRANIA

Una vez que el otrora gobierno pro ruso de Crimea selle una vaga apariencia de legitimidad a través del referendo, es muy probable que la atención se centre en el este de Ucrania, otra zona de alta población rusa en que el gobierno central batalla para ejercer su autoridad. En los últimos días ha habido fuertes confrontaciones entre grupos a favor de Rusia y Ucrania, y se teme que la situación empeore.

Una elección presidencial a nivel nacional fijada para el 25 de mayo es considerada por las autoridades interinas como una oportunidad para restaurar los procesos democráticos en un país actualmente gobernado por un gabinete temporal. Sin embargo, la percepción de una situación incierta de seguridad podría minar la confianza en que lo que ese voto produciría.