Guatemala vigila a canadienses de secta judía

Las autoridades guatemaltecas mantienen vigilada a una familia canadiense que pertenece a una secta judía ortodoxa denominada Lev Tahor que habría huido de Canadá en medio de una investigación por abuso a menores.

Fernando Lucero, portavoz de la Dirección de Migración, confirmó que la familia de Josef Soleimani y Sima Twek ingresó a Guatemala el 4 de marzo en un vuelo proveniente de México. La familia, integrada por los padres y seis niños y niñas de entre 11 años y 8 meses de edad, habría viajado directamente al municipio de Panajachel, del departamento de Sololá, 145 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca.

"Ellos están vigilados por el Ministerio de Gobernación, se está a la espera de confirmar si hay orden de captura internacional para estas personas. Parece que entre varias familias intercambiaban sexualmente sus hijos y al descubrir esa irregularidad las autoridades canadienses iniciaron la investigación", dijo Lucero quién explicó que la situación migratoria de la familia es legal.

Lucero confirmó que las autoridades canadienses pidieron a Guatemala detener a la familia por haber sacado a los niños de Canadá mientras la investigación estaba en curso. La víspera, la familia fue detenida y presentada ante un juzgado local. La jueza del caso, Mariela Nicté de León Regil, los dejó en libertad por no haber pruebas concretas del caso y por no existir una orden internacional de detención, y devolvió el caso a la cabecera de Sololá para una audiencia el lunes. "Estamos a la espera de confirmar si hay una orden de Interpol", explicó el vocero de Migración.

En Canadá la secta lucha contra la investigación, en la que un juez ordenó que 13 niños pertenecientes a Lev Tahor fueran entregados a las autoridades de protección infantil y colocados en hogares temporales para su protección.