Los Atléticos, pese a todo, siempre competitivos

Los Atléticos de Oakland nunca dejan de asombrar.

Con el cerrador Grant Balfour como agente libre, nadie creyó que el reemplazo se convertiría en el segundo jugador más caro de su nómina.

Pero fue lo que precisamente hizo el gerente Billy Beane, en una negociación con los Orioles de Baltimore para obtener a Jim Johnson a cambio del infielder Jemile Weeks y un receptor de ligas menores.

Los servicios de Johnson, quien concretó 50 de sus 59 oportunidades de rescate y quedó empatado con Craig Kimbrel de Atlanta por la máxima cantidad en las mayores en la pasada campaña, costarán 10 millones de dólares.

Esencialmente, Johnson ha sido alquilado para esta campaña, puesto que será agente libre al cabo de 2014.

Oakland viene de ganar el título de la División Oeste de la Liga Americana, amargándole la vida a los más prósperos Rangers de Texas. Pero los Atléticos se atragantaron en la primer ronda de los playoffs, siempre ante los Tigres de Detroit y con Justin Verlander dándoles la estocada de gracia en el quinto juego.

Pero no se rinden. Y Beane siempre se las ingenia para urdir algo distinto.

Mejor no lo pudo expresar el súper agente Scott Boras durante las reuniones de invierno: "Billy Beane es el genio del estofado. Nunca se sabe cuáles serán los ingrediente, sólo que va a estar bueno al final del año", declaró.

Beane dispuso de algo más de dinero y decidieron darle 22 millones por dos años a Scott Kazmir, quien la temporada pasada resucitó su carrera en Cleveland tras perderse una campaña entera por lesiones. El zurdo tapa el hueco dejado por el dominicano de Bartolo Colón, el as de 40 años que acumuló marca de 28-15 en dos temporadas en Oakland.

También traspasaron al pitcher Brett Anderson a los Rockies por el zurdo Drew Pomeranz, un prospecto que nunca despegó en Colorado, pero que aún tiene 25 años. Obtuvieron al jardinero Craig Gentry mediante un canje con los Rangers. Las otras adquisiciones fueron las del infielder Nick Punto y los relevistas Luke Gregerson y Eric O'Flaherty.