Rusos toman control de poblado vecino de Crimea

Fuerzas rusas respaldadas por helicópteros artillados y vehículos blindados tomaron el control el sábado de un poblado cercano a la frontera con Crimea, en la víspera de un referéndum sobre si la región debería procurar anexarse a Rusia, denunciaron las nuevas autoridades ucranianas.

La acción en el poblado de Strilkove parece ser el primer movimiento de tropas fuera de Crimea, donde las fuerzas rusas tomaron el control desde el mes pasado. No hubo reportes de disparos o heridos, pero el incidente elevó la tensión, ya grave de por sí, previo al referendo del domingo.

En un comunicado, el Ministerio del Exterior ucraniano denunció la incursión en las cercanías de Crimea y dijo que Ucrania "tiene el derecho de usar todas las medidas necesarias para frenar la invasión militar de Rusia".

El poblado se extiende hacia el norte desde la parte principal de la península del Mar Negro, a unos 10 kilómetros (seis millas) al norte de la frontera entre Crimea y la región de Jersón.

Oleg Slobodyan, portavoz del servicio fronterizo ucraniano, dijo a The Associated Press que los rusos, unos 120 en total, tomaron el control de una estación distribuidora de gas natural en Strilkove. El Ministerio del Exterior dijo que la fuerza consistía en unos 80 elementos, pero no mencionó la estación, aunque precisó que el poblado estaba tomado.

Crimea se prepara para un plebiscito este domingo donde decidirá si se separa de Ucrania y busca la anexión con Rusia. Previo al referendo, en las calles podían verse carteles publicitarios que proclaman "Juntos con Rusia", aunque a algunos les tacharon con pintura la palabra "Rusia" y la cambiaron por "Ucrania".

El referendo es considerado por Kiev y Occidente como ilegítimo; Occidente ha amenazado a Rusia con aplicar sanciones costosas si incorpora a Crimea. Pero el resultado es visto como una conclusión ineludible --es casi seguro que Crimea vote a favor de la separación, agravando aún más la crisis política de Ucrania y una de las más duras confrontaciones entre Oriente y Occidente desde el fin de la Guerra Fría.

Cerca, una marcha de miles de personas fue llevada a cabo cerca del Kremlin en apoyo a la intervención rusa en Crimea. La pregunta sobre si Crimea, una península estratégicamente importante donde Rusia renta una enorme base para su crucial Flota del Mar Negro, debería formar parte de la órbita de Moscú ha aumentado las pasiones en ambas partes.

El viernes por la noche, dos personas murieron y varias resultaron heridas, incluso un policía, en un tiroteo que estalló en un edificio después de un enfrentamiento en la ciudad de Járkov entre manifestantes de un grupo nacionalista ucraniano de ultraderecha y sus detractores.

Járkov, cerca de la frontera rusa, es un bastión prorruso y de oposición al gobierno ucraniano que tomó el poder el mes pasado después que el presidente prorruso Viktor Yanukovich huyó del país después de meses de protestas.

___

Jim Heintz y Yuras Karmanau reportaron desde Kiev. Los periodistas de The Associated Press John-Thor Dahlburg en Simferopol y Edith M. Lederer en la ONU colaboraron para este despacho.