Obama recibe a primer ministro irlandés

El primer ministro irlandés Enda Kenny arrancó el viernes las festividades del Día de San Patricio con diversos actos en Washington, incluida una reunión con el presidente Barack Obama en la Oficina Oval.

"Creo que es justo decir que hay muy pocos países donde los lazos personales sean tan fuertes", dijo Obama, quien vestía una corbata verde y ramilletes de tréboles de cuatro hojas en la solapa.

Los dos mandatarios se dirigieron después al Capitolio para un almuerzo. Acompañados por el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, Obama y Kenny presenciaron la actuación de una banda irlandesa y de un gaitero.

Kenny inició su jornada con un desayuno en la residencia del vicepresidente Joe Biden, descendiente de irlandeses. Biden y Kenny comieron huevo, papas y pan de soda irlandés.

Obama dijo en broma que Biden "me presiona todas las semanas para ir a Irlanda".

El presidente tiene sus propios lazos familiares con Irlanda. En 2011 visitó el poblado de Moneygall, donde nació su trastatarabuelo.

"Dígale a todos en Moneygall que les mando saludos", dijo Obama.

En medio de las festividades, Obama y Kenny discutieron la crisis política en Ucrania, donde los votantes de la península de Crimea sostendrán el domingo un referendo sobre una posible anexión a Rusia. Moscú emplazó efectivos militares a Crimea después que el líder ucraniano pro ruso huyó en medio de protestas populares.

"Seguimos teniendo esperanza de que habrá de encontrarse una solución diplomática", dijo Obama. "Pero Estados Unidos y Europa están unidos no sólo en su mensaje sobre la soberanía ucraniana, sino también en que habrá consecuencias si se sigue violando esa soberanía".