Revierten incrementos en seguro por inundación

El presidente Barack Obama está decidido a convertir en ley una iniciativa bipartidista que exime a propietarios de vivienda en barrios propensos a inundaciones de pagar los enormes aumentos en el seguro contra inundación.

La ley, aprobada por el Congreso el jueves, echa atrás buena parte del muy criticado programa gubernamental de seguro contra inundaciones de 2012 tras fuertes protestas de los propietarios.

La votación de 72-22 en el Senado envió la medida redactada por la Cámara a Obama y la Casa Blanca dijo que el mandatario la firmará.

Los críticos dicen que Washington está cediendo ante la presión política para deshacer una de las pocas reformas recientes que ha conseguido aprobar.

"Aunque es políticamente conveniente hoy, esta abdicación de responsabilidad por parte del Congreso va a resurgir y a golpearlos a ellos (los legisladores) y a los contribuyentes cuando ocurra el siguiente desastre", dijo Steve Ellis, vicepresidente de Taxpayers for Common Sense, un grupo defensor de los contribuyentes con sede en Washington. "Todos saben que este programa no es fiscalmente sano ni viable a corto plazo".

La fuertemente reñida reforma del 2012 al programa intentaba retirar el seguro a cientos de miles de propietarios de vivienda subsidiadas y exigió actualizar los mapas de riesgo de inundación usados para establecer las primas. Pero su implementación motivó preocupación entre muchos propietarios a lo largo de las costas del Atlántico y del Golfo de México, y en llanuras propensas a inundación, que enfrentaban alzas de primas cuantiosas.

Muchos propietarios reprocharon la implementación de la ley por parte de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias. El alboroto llamó la atención de los legisladores y los salpicó con quejas.

"En muchos casos, esta es gente con casas de 100.000 dólares tendrían que pagar facturas (de seguro por inundación) mayores que el pago de la hipoteca", dijo el legislador republicano John Fleming.