N. México: Ex agente llega a acuerdo extrajudicial

Un agente de la Policía Estatal de Nuevo México despedido tras disparar contra una furgoneta llena de niños cerca de Taos llegó a un acuerdo con el estado pero ninguna de las dos partes ha ofrecido detalles sobre el acuerdo.

Elías Montoya y el Departamento de Seguridad Pública de Nuevo México llegaron recientemente a un acuerdo no revelado, reporta el diario Santa Fe New Mexican (http://goo.gl/0kWQtJ ). No se sabe si el acuerdo incluye detalles sobre el estatus laboral de Montoya o alguna compensación.

El teniente Emmanuel Gutiérrez, portavoz de la Policía Estatal, dijo en un correo electrónico que "el caso se solucionó a satisfacción de las dos partes" pero no dijo si Montoya está de vuelta como policía.

Antonia Roybal-Mack, abogada de Albuquerque y representante de Montoya, confirmó que su cliente y el Departamento de Seguridad Pública, que supervisa a la Policía Estatal de Nuevo México, habían llegado a un acuerdo. Pero dijo que no podía ofrecer más detalles porque eso era lo indicado en el acuerdo.

El veterano de 12 años en la entidad policial fue despedido en diciembre después que una investigación interna sobre el caso, ocurrido el 28 de octubre, que generó titulares en todo el país. Una grabación de video muestra a Montoya disparando contra una furgoneta con cinco niños durante una caótica detención de tráfico.

La conductora, Oriana Farrell, de Memphis, Tennessee, enfrenta cargos de huir de la policía, abuso infantil y posesión de objetos para el consumo de drogas en relación con la detención de tráfico y la persecución a alta velocidad. Farrell está libre bajo una fianza de 50.000 dólares en efectivo.

Greg Williams, presidente electo de la Fundación para un Gobierno Transparente en Nuevo México, criticó a la policía por no revelar los detalles del acuerdo.

"Si el agente recibe dinero del estado, el público tiene derecho a saber cuánto", dijo Williams. "Y el público ciertamente tiene derecho a saber si seguirá siendo empleado estatal".