Los Rojos prueban mejor suerte con nuevo piloto

Por diversos motivos, los equipos de Grandes Ligas no son de darle confianza a los coaches de pitcheo o ex lanzadores en el puesto de mánager, y prefieren que se concentren exclusivamente en su especialidad.

Poco a poco, sin embargo, se asoman más. Bryan Price debuta este año al frente de los Rojos de Cincinnati, uniéndose a John Farrell (Boston) y Bud Black (San Diego) como ex coaches que toman las riendas de una novena.

¿Cuán raro? Tome en cuenta que cuando Black se hizo cargo de los Padres en 2007 era el único piloto con antecedentes trabajando únicamente con lanzadores. En su primer año al mando, Farrell viene de sacar a los Medias Rojas campeones de la Serie Mundial.

Ahora es el turno de Price. Reemplaza a Baker, cuyo despido fue precipitado con un cierre de seis derrotas en fila, incluyendo el revés ante los Piratas de Pittsburgh en un juego de wild cards de la Liga Nacional

Baker condujo a a Cincinnati a tres temporadas de 90 victorias en las últimas cuatro campañas, un grado de éxito no visto desde la era dorada de los Gran Maquinaria Roja en la década de los 70. Pero los Rojos se despidieron a las primeras de cambio en cada una de las tres oportunidades que se clasificaron a la postemporada con Baker.

El objetivo de Price es cambiar la tendencia de un equipo que brilla de manera óptima entre abril y septiembre para claudicar irremediablemente en octubre.

"Este es un equipo capacitado para conseguir algo más", afirmó Price como consigna. "La expectativa es llegar más lejos que una primera ronda".

Y se trata ganar una serie de postemporada para Cincinnati por primera vez en dos décadas. Deberán remar dentro de una división, la Central de Liga Nacional, que el año pasado clasificó a tres equipos a la postemporada, junto con San Luis y Pittsburgh.

El fuerte es la rotación, con los brazos derechos del dominicano Johnny Cueto, Mat Latos, Homer Bailey y Mike Leake junto al zurdo Tony Cingriani. Cueto, el as del quinteto, sólo pudo realizar 11 aperturas el año pasado por una lesión dorsal, luego de ganar 19 juegos la campaña previa. Latos se tuvo que someter a una artroscopía en la rodilla izquierda poco antes del inicio de los entrenamientos de primavera y es duda para iniciar la campaña.

Otra vez, los Rojos se contuvieron al deseo de poner como abridor al cubano Aroldis Chapman (38 rescates, 2.54 de efectividad y 112 ponches en casi 64 innings). Y el bullpen se reforzará con Sean Marshall y Jonathan Broxton, un par de preparadores que se perdieron casi toda la campaña anterior por lesiones.