Holliday de "Dreamgirls" regresa a la música

Con su primer álbum como solista en dos décadas, Jennifer Holliday está de vuelta en la escena musical. Pero la cantante, famosa por su actuación merecedora del Tony como Effie en la producción original de Broadway de "Dreamgirls" y su versión clásica de "And I Am Telling You I'm Not Going", no siempre estuvo segura de que resucitaría su carrera.

La vida ha sido dura con ella. Ha luchado contra la depresión clínica, la esclerosis múltiple, se quedó ciega por tres meses, se declaró en bancarrota e intentó suicidarse a los 30 años. Por si fuera poco su disquera le dijo adiós cuando subió de peso a 181 kilos (400 libras).

"Fue devastador para mí como artista y como ser humano", dijo Holliday, quien es ganadora del Grammy. "La gente te dice que tienes un regalo de Dios pero aun así siguen diciéndote que no. Las cosas se vinieron abajo en picada, sin un sello, con sobrepeso, con la música y la vida en el limbo. Esos fueron momentos muy difíciles para mí".

Holliday generó gran expectativa tras su éxito en "Dreamgirls" en 1981. Su álbum debut "Feel My Soul", de 1983, fue producido por el líder de Earth, Wind and Fire Maurice White y recibió reseñas positivas. Dos años después su segundo disco, "Say You Love Me", incluía a Michael Jackson como coautor y productor de su primer sencillo, "You're the One", pero no pudo lograr otro éxito para impulsar su carrera como solista.

Holliday cree que le tocó vivir una época equivocada en la música, cuando tener sobrepeso era inaceptable, especialmente porque los videos musicales comenzaban a ser populares.

"La industria musical nos dio la espalda a quienes éramos verdaderos artistas", dijo. "Cuando estaba con Geffen Records, pesaba casi 180 kilos (400 libras). El sello me dijo que tenía una gran voz pero que no era muy atractiva comercialmente por mi peso. No es como ahora que Adele puede surgir, cantar y ser popular".

A pesar de esto, Holliday logró sobrevivir por años sin producir otro disco. Tuvo presentaciones en teatro y con orquestas sinfónicas y actuó en "Ally McBeal" y "Touched by an Angel". En 2011 se asoció con el reverendo Raphael G. Warnock para hacer un álbum de góspel juntos, "Goodness & Mercy".

"He podido trabajar sin hacer un disco", dijo. "De alguna manera me siento un poco cómoda... La música misma ha cambiado, así que no veía mucho el chiste. Pero cuando se trata de exponer tu música o tu historia, todo es mucho más sencillo".

Así fue como a sus 53 años Holliday dio el paso para lanzar su sexto disco, "The Song Is You", que llegó a las tiendas a finales de enero. Ahora vive más tranquila gracias a su fe. Ha perdido más de 90 kilos y redujo su talla más de 50 centímetros gracias a una cirugía bariátrica (conocida también como bypasss) en 1990 y gracias a que por años ha seguido un estilo de vida más saludable.

Cuando Holliday regresó al estudio se sentía como un "dinosaurio". Le llevó tiempo aprender de herramientas nuevas como Pro Tools.

Ahora está en redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram. Al principio le costó enfrentar las críticas, pero al poco tiempo vio los beneficios de poder promover su música sin contar con una disquera. Esto le da esperanza.

"En aquel entonces si a alguien en la disquera no le importaba o no le gustaba tu música, nunca podía ver la luz. La guardaban en un cajón", dijo. "Ahora puedes llevarla al público a través de YouTube y otros sitios de socialización donde pueden votar por uno. Si a nadie le gusta está bien. Pero si le gustas a 20 aunque no le gustes a otros 10 entonces tienes una oportunidad".

___

Jonathan Landrum Jr. está en Twitter como http://twitter.com/MrLandrum31