Colombia: izquierda se une para presidenciales

Los movimientos políticos de izquierda Polo Democrático Alternativo y Unión Patriótica decidieron el viernes presentarse unidos a las elecciones presidenciales de mayo en Colombia.

La veterana política de la Unión Patriótica, Aída Avella, explicó que será la fórmula vicepresidencial de la candidata a la Presidencia, Clara López Obregón.

"Hicimos una alianza para refrescar la vida política de este país, que a veces es tan dura", comentó Avella en diálogo telefónico con The Associated Press.

Agregó que "esta alianza envía un mensaje de unidad y es muy importante en este país (en el que) estamos fatigados de tantas peleas y de tantas discusiones políticas".

A su turno López, una economista de 64 años, llamó a "todas las mujeres de Colombia a expresar ese amor votando por esta fórmula que hace historia en Colombia".

Enterado de la fusión entre la Unión y el Polo, el presidente Juan Manuel Santos escribió en su cuenta de Twitter: "Bienvenidas a la contienda la fórmula López-Avella, dos mujeres valerosas, respetadas y respetables. Tendrán todas las garantías". El gobernante aspira a ser reelegido por cuatro años más como mandatario de Colombia.

Jorge Londoño, gerente de la firma encuestadora Invamer-Gallup, dijo que la fórmula López-Avella debe sacar una votación de entre el 5% y el 10% de los sufragios de los comicios de mayo.

Londoño, en conversación telefónica, indicó que calcula que en las presidenciales voten unos 15 millones de colombianos, de unos 32,7 millones que están habilitados para votar, la mayoría de ellos son mujeres: 17,04 millones.

Observó que López tiene un 5% de la intención de voto, mientras que Avella un 2%, según los más recientes sondeos. Las encuestas dan la mayor intención de voto a al presidente Santos, por encima de 30%.

No está claro aún si la Unión puede seguir en la contienda electoral toda vez que en las elecciones parlamentarias del domingo no consiguió los votos mínimos exigidos por la ley. La fuerza obtuvo poco menos de 100.000 sufragios para la cámara baja, no presentó lista al Senado y casi 257.000 para el llamado Parlamento Andino. El umbral electoral exigía más de 400.000 votos.

Aparte de la magra votación legislativa de la UP, el Polo Democrático vio retroceder su representación en el Senado, donde tenía ocho curules, pero el domingo quedó con cinco y ante ese escenario de debilitamiento ya se había anticipado la unión de las dos aspirantes, que inscribieron en la jornada su fórmula en un acto en la sede de la Registraduría Nacional, que organiza las elecciones.

Según ha dicho el periodista Carlos Lozano, director del semanario Voz del Partido Comunista Colombiano, una alta corte -el Consejo de Estado- dijo recientemente que mientras persista el genocidio y el clima hostil en contra de la UP su personería jurídica tiene que seguir vigente.

Desde su nacimiento, la Unión fue blanco de toda clase de ataques contra sus miembros y simpatizantes. En 1987 su candidato presidencial Jaime Pardo Leal fue asesinado por narcoparamilitares cerca de Bogotá. Bernardo Jaramillo Ossa, el político que reemplazó a Pardo en la candidatura a la presidencia, también fue asesinado en 1990.

Casi todos los miembros de la Unión que alguna vez fueron elegidos a cargos públicos en el Congreso, asambleas departamentales y consejos municipales fueron asesinados. Se calcula que al menos 3.000 de sus miembros perdieron la vida, en un caso que es objeto de investigación por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Avella, una maestra y sicóloga de 65 años, recientemente salió ilesa de un atentado en el noreste de Colombia por parte del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en momentos en que hacía proselitismo. Pocos días después ese grupo guerrillero ofreció excusas públicas por el incidente y dijo que se había tratado de un malentendido.

En 1996 Avella fue víctima de un atentado en Bogotá por parte del paramilitarismo y entonces decidió exiliarse en Suiza, de donde regresó el año pasado.

El congresista del Polo Iván Cepeda dijo que la de López y Avella "es una fórmula muy sólida porque tiene a dos personalidades políticas reconocidas y con amplia trayectoria".

Cepeda dijo que votará por López y Avella, entre otros motivos, como un homenaje a su padre -el congresista de la Unión Manuel Cepeda Vargas- asesinado en 1994 por paramilitares y militares corruptos en las calles de la capital colombiana.

"Es muy importante que haya una fórmula presidencial compuesta por dos mujeres", indicó Cepeda.

Las elecciones presidenciales están programadas para el 25 de mayo. Si ningún candidato obtiene más de la mitad de los votos, el 15 de junio habrá una segunda vuelta.