Rusia realiza ejercicio militares cerca de Ucrania

Rusia realizó nuevas maniobras militares el jueves cerca de su frontera con Ucrania, y el presidente Vladimir Putin dijo que el mundo no debería culpar a su país por lo que calificó como una "crisis interna" de Ucrania.

En Crimea, donde la población votará el domingo si se separa de Ucrania para incorporarse a Rusia, residentes nerviosos se formaban en los bancos para retirar efectivo de sus cuentas en medio de la incertidumbre por el futuro de la península, que controlan ahora las tropas rusas.

"Estas personas tienen miedo de que sus bancos caigan y nadie quiere perder su dinero", dijo Tatiana Sivujina, una pobladora. "Nadie sabe lo que pasará mañana".

El secretario de Estado norteamericano John Kerry y el ministro ruso del exterior Serguei Lavrov planean reunirse en Londres el viernes en un intento desesperado de terminar con el desacuerdo internacional sobre el referendo de Crimea, que Ucrania y Occidente han calificado de ilegítimo.

En Berlín, la canciller alemana Angela Merkel criticó fuertemente a Rusia argumentando que la integridad territorial de Ucrania no debe ponerse en peligro.

Al hablar ante el parlamento alemán, Merkel dijo que Rusia corre el riesgo de "enormes" consecuencias políticas y económicas si no emprende "negociaciones que logren resultados", por la situación en Ucrania.

Merkel dijo que la única manera de salir de la crisis es por medio de la democracia y que el uso de las fuerzas armadas "no es una opción".

El miércoles, Moscú refutó la afirmación del gobierno de Ucrania sobre que se está conjuntando una enorme fuerza militar rusa cerca de la frontera que comparten ambos países, lo que aumenta la amenaza de una invasión.

Pero el jueves, el Ministerio de Defensa de Rusia anunció que miles de efectivos rusos en las regiones de Rostov, Belgorod, Kursk y Tambov, que colindan con Ucrania, están involucrados en las maniobras que continuarán hasta finales del mes.

En la región sureña de Rostov, los ejercicios militares involucraron el aterrizaje de 1.500 paracaidistas, dijo el ministerio. Las prácticas también incluyeron grandes ejercicios de artillería con 8.500 soldados y sistemas de cohetes y artillería en el sur.

Durante la crisis en Ucrania, Estados Unidos ha enviado jets de combate adicionales a Polonia y Lituania. Rusia respondió el jueves desplegando seis jets de combate a Bielorrusia, su aliada.

El parlamento ucraniano votó el jueves para crear una guardia nacional con 60.000 efectivos para ayudar a proteger el país, pues su ejército con pocos fondos y pocos integrantes está ahora sumido en el caos.

El jueves, en Nueva York, el primer ministro ucraniano Arseni Yatsenyuk condenó la "agresión militar" de Rusia, aunque dijo al Consejo de Seguridad de la ONU que no cree que Moscú quiera conflicto. "Si comenzamos a tener negociaciones reales con Rusia, creo que podremos ser verdaderos socios", dijo.