A juicio exdictador preso hace 20 años en Bolivia

Un exdictador de Bolivia que lleva casi 20 años en la cárcel por violaciones a los derechos humanos será procesado por enriquecimiento ilícito para evitar que deje la prisión.

El Ministerio de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción presentó una denuncia ante la fiscalía en contra del exgeneral Luis García Meza y tres de sus hijos por "legitimación de ganancias ilícitas con bienes del Estado", informó el jueves la titular de ese despacho Nardy Suxo.

Suxo explicó que García fue sentenciado por violaciones a los derechos humanos y delitos económicos, pero el Estado nunca hizo un proceso para resarcir esos daños.

El ministerio encontró que los tres hijos del exmilitar poseen 27 inmuebles, cuatro empresas comerciales, cuatro millones de dólares en cuentas bancarias que sospecha son fruto de enriquecimiento ilícito.

Como comandante de las Fuerzas Armadas, García encabezó un cruento golpe en julio de 1980.

Fue condenado a 30 años de cárcel por el asesinato de opositores izquierdistas y tras ser extraditado de Brasil comenzó a cumplir su condena en 1995. Su abogado anunció la semana pasada que pediría la libertad condicional del exgeneral.

Aquejado por varias enfermedades, el exdictador (1980-1981) de 85 años pasa más tiempo en una clínica militar que en su celda de una cárcel en las afueras de La Paz.