EEUU libera a prisionero argelino de Guantánamo

Un argelino que pasó 12 años en la cárcel de Guantánamo sin que le formulasen cargo alguno fue enviado de regreso a su país, anunciaron el jueves las autoridades, que caracterizaron la medida como un paso hacia el eventual cierre de la prisión en la base estadounidense.

La transferencia de Ahmed Bel Bacha al gobierno argelino reduce el número de detenidos en Guantánamo a 154, dijo el Pentágono en una breve declaración.

Bel Bacha estaba detenido en Guantánamo como supuesto miliciano vinculado con al-Qaida cuando fue condenado en ausencia en Argelia en el 2009. Un miembro de su equipo legal, Polly Rossdale, del grupo británico Reprieve por los derechos humanos, dijo que los cargos contra su defendido no habían sido difundidos públicamente. Pero agregó que Bacha anhelaba volver a su país.

"Ha recibido garantías de Estados Unidos y Argelia de que será tratado de manera equitativa y humana a su regreso, y por lo tanto eso es lo que esperamos", afirmó Rossdale.

Los prisioneros de Guantánamo enviados de regreso a Argelia suelen quedar detenidos unos 10 días mientras las autoridades evalúan si corresponde instruirlos de cargos. La mayoría ha quedado en libertad.

Bel Bacha, de 44 años, fue capturado en Pakistán cuando huía de un ataque estadounidense en Afganistán y fue detenido como supuesto miliciano vinculado con al-Qaida. Fue enviado a Guantánamo en enero del 2002, donde sus abogados dicen que fue sometido a interrogatorios violentos y abuso físico. Participó por lo menos en dos largas huelgas de hambre en la prisión.

El presidente Barack Obama asumió el cargo prometiendo cerrar la prisión en la base en Cuba, pero el Congreso impuso restricciones, incluso la de enviar prisioneros de Guantánamo a territorio estadounidense.

Obama reiteró el año pasado que renovará los esfuerzos para cerrar la prisión. En los últimos meses ha habido unas pocas liberaciones y transferencias.