Merkel: Rusia podría sufrir por hechos en Ucrania

Rusia corre el riesgo riesgo de sufrir consecuencias políticas y económicas "masivas" si no entabla "negociaciones que logren resultados" sobre la situación en Ucrania, afirmó la canciller federal alemana Angela Merkel.

Al dirigirse al Parlamento el jueves, Merkel dijo a los legisladores que la única salida a la crisis está en la diplomacia y les aseguró que una salida militar "no es opción".

No obstante, sostuvo que la Unión Europea y las naciones occidentales están preparadas para congelar cuentas bancarias y poner en marcha restricciones de viaje si Rusia se rehúsa a "entrar en negociaciones que lleven a resultados y que no se limiten hacer tiempo".

Merkel subrayó que la integridad territorial de Ucrania no está a discusión y que el despliegue de tropas rusas en Crimea representa un claro quebrantamiento del derecho internacional.

"Si Rusia continúa en el mismo curso de las últimas semanas no solo será una gran catástrofe para Ucrania", agregó Merkel en el discurso televisado a toda Alemania. "También causará daño masivo a Rusia, tanto a nivel económico como político".

Agregó que la decisión rusa de despachar tropas a la península de Crimea en Ucrania era una violación al derecho internacional que evocaba la actitud de las potencias europeas del siglo XIX.

Merkel dijo que las naciones occidentales "trabajan en una salida política y diplomática" a la crisis, incluso la apertura de un canal para conversaciones directas entre Kiev y Moscú, pero descartando toda posibilidad de que Crimea se aparte de Ucrania.

"Permítanme que sea absolutamente clara para que no haya malentendidos; la integridad territorial de Ucrania no está en discusión", enfatizó.

Crimea se apresta a realizar un plebiscito el domingo en el que se preguntará a los residentes si desean que el territorio pase a formar parte de Rusia. El gobierno de Ucrania, además de Alemania y otras naciones occidentales ha denunciado el plebiscito como ilegítimo y ha advertido a Rusia que no se anexe Crimea.

La Unión Europea ya ha suspendido negociaciones sobre un programa preferencial de visas con Rusia y otras conversaciones, y los cancilleres del bloque se reunirán el lunes para decidir más medidas si Moscú insiste en su actitud actual, advirtió Merkel.

"Ninguno de nosotros desea que se llegue a esto, pero estamos preparados y decididos" a actuar, agregó.