GM excluyó muertes en pesquisa a interruptores

General Motors excluyó al modelo Saturn Ion del pedido que hizo el 13 de febrero para que le devolvieran unidades a fin de repararles los interruptores defectuosos de encendido porque los ingenieros inexplicablemente no consideraron los accidentes con saldo rojo en los que estuvieron implicados esos vehículos compactos.

GM solicitó la devolución de los vehículos hasta dos semanas después, cuando se determinó en otra investigación que cuatro personas habían muerto en cuatro percances, de acuerdo con una cronología de la medida que la empresa automovilística difundió el miércoles en la página de la Administración Nacional de Seguridad en Carreteras (NHTSA por sus siglas en inglés).

Según la cronología, se avisó al personal de la GM sobre la mayoría de las muertes en los accidentes del Ion a las dos semanas de ocurridas. Así que la GM sabía de las muertes, sin embargo no las consideró sino hasta este año.

La exclusión de los accidentes fatales posiblemente será examinada minuciosamente por dos comisiones del Congreso y el Departamento de Justicia, que investigan por qué tardó tanto tiempo la GM en solicitar la devolución de las unidades.

La compañía ha reconocido que sabía de los interruptores de encendido defectuosos al menos desde hace una década, sin embargo, solicitó la devolución de 1,6 millones de vehículos compactos apenas hasta febrero.

Además, la NHTSA investiga si GM le retuvo información o si no la reveló con la celeridad con la que la obliga la ley.

En la cronología no se dice por qué los ingenieros excluyeron de sus pesquisas las muertes derivadas de los accidentes del Ion que tuvieron lugar en 2011.

El portavoz de GM, Greg Martin, dijo que no podía hacer declaraciones sobre el por qué fueron excluidos los accidentes que escenificaron los vehículos Ion. Señaló que GM los sumó al pedido de devoluciones tras revisar la información que incluía accidentes.

"Hoy, GM está totalmente comprometida a aprender del pasado al tiempo que adopta las medidas más altas de calidad y desempeño ahora y en el futuro", dijo la firma en un comunicado.

El 13 de febrero GM anunció que pedía la devolución de más de 780.000 Cobalts y Pontiac G5 (modelos de 2005 a 2007). Dos semanas después agregó a la medida 842.000 compactos Ion (modelos de 2003 a 2007) así como camionetas deportivas Chevrolet HHR y coches Pontiac Soltice y Saturn Sky (modelos de 2006 a 2007).

Todos los vehículos afectados por la medida tienen los mismos interruptores de encendido.