Wall Street cierra mixta tras jornada de altibajos

Durante la mayor parte de la jornada del miércoles, la Bolsa de Valores de Nueva York parecía dirigirse a su tercer cierre a la baja consecutivo.

Después del mediodía comenzó a recortar pérdidas mientras inversionistas compraban acciones de refinerías petroleras, de compañías mineras y empresas tecnológicas.

Eso fue suficiente para empujar al índice Standard & Poor's 500 a un avance de medio punto porcentual. El indicador compuesto Nasdaq, conformado fuertemente por empresas de tecnología, también cerró con ganancia.

El S&P 500 sumó 57 centésimas de punto, 0,03%, para cerrar en 1.868,20. El promedio industrial Dow Jones perdió 11,17 unidades, o 0,1%, para ubicarse en 16.340,08.

El Nasdaq repuntó al inicio de la tarde para finalizar con ganancia de 16,14 puntos, o 0,4%, a 4.323,33.

Los tres principales indicadores del comportamiento del mercado estadounidense aún están en terreno negativo para el acumulado de la semana. Las acciones tuvieron un cierre fuerte la semana pasada, estableciendo tres récords al alza.

Los inversionistas han estado preocupados esta semana por una caída aguda en las exportaciones de China en febrero que fue reportada durante el fin de semana, lo cual incrementó inquietudes de que la segunda economía más grande del mundo esté desacelerando su crecimiento. Dado que China es un enorme consumidor de materias primas y energía, materiales como hierro y cobre han bajado de precio fuertemente. El cobre ha caído a su nivel más bajo desde 2010, pero el miércoles se recuperó un poco.

Una escasez de noticias económicas importantes en Estados Unidos contribuyó a desalentar las operaciones el miércoles, dejando al mercado indiferente.

"Cuando los mercados alcanzan este tipo de nuevas alturas muy a menudo, éstos tienen que digerir esas ganancias, lo cual están haciendo", dijo Quincy Krosby, un estratega de mercado de Prudential Financial. "Necesitan ajustar las ganancias y luego esperar el siguiente catalizador para subir más".

Eso podría ocurrir el jueves, cuando se reporten datos nuevos sobre ventas al por menor y solicitudes de subsidio por desempleo. El viernes, los resultados de una encuesta sobre la confianza del consumidor deberá dar a los comerciantes una mejor percepción sobre cómo se sienten los estadounidenses respecto a la economía.

Sin embargo, es seguro que el enfoque seguirá sobre el estado de la economía de China.

"Hemos estado viendo estos reportes ocasionales de debilidad provenientes de China", dijo Randy Frederick, director de correduría y derivados de Schwab Center for Financial Research. "Y cada vez que ocurre cuando nuestros mercados están a niveles récord, van a estar muy sensibles a cualquier tipo de noticia negativa y habrá días de toma de utilidades".

Aunque las preocupaciones sobre el crecimiento de China parecieron dañar el miércoles a los precios del petróleo, no detuvo a los inversionistas que compraron acciones de refinerías de crudo.

Seis de los 10 sectores industriales que conforman el índice S&P 500 registraron pérdidas pequeñas, y el sector industrial registró el mayor retroceso. El sector de servicios fue el de mayor avance.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó de 2,77% a 2,72%.

En otros mercados bursátiles de referencia, el índice británico FTSE 100 bajó 1% para cerrar en 6.620,90 puntos, mientras que el indicador alemán DAX cayó 1,3% a 9.188,69 tantos. El índice francés CAC-40 descendió 1% a 4.306,26 unidades.

En Japón, el indicador Nikkei 225 perdió 2,6%, a 14.830,39.