Los franciscanos apelan a internet

San Francisco de Asís fundó su orden de frailes mendicantes en el siglo XIII después de recibir un llamado de Dios para "reconstruir mi Iglesia". Unos 800 años más tarde, los sucesores de San Francisco están reconstruyendo la institución siguiendo la tradición antigua de mendigar de puerta en puerta, pero con un giro moderno.

Ahora que el interés por la tradición franciscana ha aumentado gracias al papa Francisco, los frailes que administran la iglesia de San Francesco a Ripa, en el barrio Trastevere de Roma, iniciaron una campaña de recaudación de fondos en línea por medio de Kickstarter para tratar de recaudar 125.000 dólares para restaurar la celda diminuta en la que se hospedaba San Francisco cuando venía a Roma para ver a los papas a partir del año 1209, según se enteró The Associated Press.

En vez de solicitar fondos al gobierno italiano, propietario de la iglesia y responsable de su mantenimiento, los frailes decidieron lanzar esta iniciativa por considerar que sigue la tradición franciscana de solicitar ayuda solo para lo que necesitan, difundiendo la fe mientras mendigan y asegurándose de que los pobres sean prioritarios.

"Nos pareció importante, y muy franciscano, decir que quizás los fondos públicos deben ser destinados a necesidades más urgentes, más importantes, como las cuestiones sociales que afectan Italia y Europa en general", dijo el reverendo Stefano Tamburo, de 43 años, guardián del santuario que encabeza la campaña. "Por eso, tal como los frailes en el pasado andaban pidiendo un trozo de pan, hoy pedimos un dólar, un euro, para poder restaurar este sitio como estaba en la época de San Francisco".

Kickstarter es uno de docenas de cibersitios de recaudación de fondos que han aparecido en los últimos años, con la salvedad de que si no se logra el objetivo expreso en determinada fecha fijada, el dinero es devuelto a los donantes. Las campañas de Kickstarter han incluido películas de Spike Lee, proyectos de arte y lanzamiento de negocios. Desde que se fundó en 2009, se han prometido más de 1.000 millones de dólares para 136.000 proyectos, aunque solo el 44 % se completó exitosamente a tiempo, según el sitio.

El Fondo para Edificios de Culto, del ministerio del Interior, supervisa la protección y patrimonio de esa iglesia y otros 750 templos en Italia, incluso maravillas artísticas como Santa Maria del Popolo con sus Caravaggio y Santa María Novella en Florencia, con frescos de Giotto y Masaccio. Pero como el presupuesto del gobierno está restringido, el Fondo abre las puertas al patrocinio privado para los esfuerzos de restauración.

Los franciscanos quieren restaurar la celda de San Francisco sobre la sacristía que ha empezado a recibir muchos peregrinos desde que el primer papa de nombre Francisco fue elegido hace un año.