EEUU espera vecinos logren diálogo en Venezuela

Estados Unidos expresó el miércoles su preferencia para que países vecinos ejerzan la influencia necesaria para que el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición venezolana alcancen una conciliación duradera, pero reconoció no tener certeza de que pueda ocurrir.

"El mejor escenario ahora es que los esfuerzos de los países vecinos, que están muy preocupados, puedan propiciar el tipo de diálogo que permita avanzar", dijo el secretario de Estado John Kerry al comparecer ante la comisión de asignaciones de la cámara baja.

Horas después de que Kerry fuera interpelado, el pleno del Senado aprobó por unanimidad una resolución bipartidista que exhorta al presidente Barack Obama a negar visas y congelar activos pertenecientes a los responsables de violar derechos humanos en Venezuela.

Los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas se reunieron el miércoles por la tarde en Chile para evaluar la situación y decidir medidas concretas, una de las cuales podría ser el envío de una delegación del organismo a Venezuela.

La Organización de Estados Americanos declaró la semana pasada su solidaridad al gobierno de Maduro y llamó a todos los sectores de la sociedad venezolana a respetar los derechos humanos.

Los violentos incidentes que se vienen registrando desde hace más de un mes en Caracas y otras ciudades del interior del país han dejado por lo menos 25 muertos y más de tres centenares de heridos.

Kerry también dijo estar listo para solicitar la activación de la Carta Democrática Interamericana a Venezuela en la OEA.

"Estamos preparados, si tenemos que hacerlo, a invocar la Carta Democrática en la OEA y buscar sanciones", pero señaló que la economía venezolana está muy frágil en este momento "y eso le crea a uno dudas" sobre la conveniencia de aplicar ese tipo de medidas. Kerry respondió así a una pregunta de la congresista demócrata por Florida Debbie Wasserman Schultz, representante de la segunda comunidad venezolana más numerosa de Estados Unidos afincada en Doral.

Kerry admitió su frustración de que Washington no tenga una mayor influencia sobre los eventos en Caracas, y lo atribuyó a las acusaciones que Maduro lanza reiteradamente a Estados Unidos. "No ha hecho más fácil para nosotros tener el tipo de impacto que nos gustaría tener", agregó.

"Nos hemos convertido en una excusa, en una carta que ellos juegan. Y lo lamento porque nos hemos abierto mucho y hemos hecho un esfuerzo para decirles que no tiene por qué ser de esta manera", indicó.

___

Luis Alonso Lugo está en Twitter en www.twitter.com/luisalonsolugo